placeholder
Los estudiantes, profesionales y catedráticos son parte de los programas de investigación de la Universidad del Azuay. Foto: Xavier Caivinagua / LÍDERES.

Los estudiantes, profesionales y catedráticos son parte de los programas de investigación de la Universidad del Azuay. Foto: Xavier Caivinagua / LÍDERES.

Su gestión es multidisciplinaria

22 de March de 2015 15:53

La investigación en la Universidad del Azuay tiene un objetivo claro. La idea es que sus iniciativas no sean específicas y puntuales sino que sirvan a la comunidad y que se involucren los estudiantes y catedráticos de diferentes disciplinas.

El Instituto de Estudios de Régimen Seccional del Ecuador, que está adscrito al Decanato General de Investigaciones, es el principal ejemplo de esa filosofía. Su especialidad es la geomática y el ordenamiento territorial. Allí, laboran expertos en informática, economía y otras profesiones.

Omar Delgado lidera este instituto creado en 1985. Según él, en los últimos 10 años se especializaron en la geomática, que es la geografía vista desde la informática. Es decir, utilizar todos los medios tecnológicos posibles para el beneficio de la geografía.

Tienen 13 proyectos, que se centran en el análisis ambiental, mediciones de ruido e infraestructura de datos espaciales para difundir los resultados. También, se especializan en el ordenamiento del territorio y se apoyan en redes de investigaciones para mejorar sus trabajos, dice Delgado.

Pone como ejemplo la Red de Investigación en Gestión del Territorio y Tecnologías de la Información Geográfica que agrupa a nueve entidades como la Escuela Politécnica del Ejército y las universidades de Cuenca, Técnica Particular de Loja, Santiago de Compostela, de la Coruña, entre otras. Realizan comparaciones para evitar sesgos en los trabajos.

Para Delgado, este instituto centra su labor en la investigación, levantamiento de información, análisis, publicación de documentos y datos en su servidor y plataforma. En la web www.uazuay.edu.ec se registran más de una veintena de proyectos, como el sistema de monitoreo y control vehicular del equipo pesado y caminero del Municipio de Cuenca, y un mapeo de los parques de la urbe.

El objetivo es que toda la información se difunda y sea de acceso público, señala Delgado.
Este centro también formuló el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial de Cuenca en el 2011, que fue aprobado por el Concejo Cantonal. Allí, se aplicó la geomática con el uso de imágenes muy precisas. Su información sirve para conocer al detalle qué se puede hacer con el suelo, dependiendo de la zona.

A este instituto acceden los estudiantes a través de un programa de pasantías, pero no solo se centra en los alumnos de la Universidad del Azuay sino también a los de otros centros de estudios. Son estudiantes, principalmente de las carreras de biología, ingenierías civil y sistemas, y turismo.

La idea es tener personas de varias disciplinas que aporten al proyecto. Según el decano general de Investigaciones, Jacinto Guillén, este instituto es uno de los ejes de trabajo de la Universidad. Los programas aglutinan a las 28 carreras de la UDA. El año pasado participaron 90 alumnos y 60 docentes en los proyectos.

La biología es otra área que está desarrollada y cuenta con una infraestructura adecuada y una agenda amplia de proyectos. Tiene laboratorios acreditados con la norma ISO 9001-2008 que sirven para proyectos de gestión ambiental. Además, existe el herbario que tiene información digitalizada y publicada en la web de esta Universidad.

Una tercera área es arquitectura y diseño, que se centra en información relacionada con la organización urbana de Cuenca y el paisaje. “Buscamos que nuestro trabajo sirva a la sociedad en su conjunto”, indica Guillén.

Otros ejes de investigación son las ciencias sociales, salud humana, patrimonio cultural, antropológico, innovación tecnológica con ramas como automotriz, que tiene un centro de investigación donde se harán las pruebas técnicas de los requerimientos para la importación de vehículos.

En automotriz también se desarrolló un proyecto estudiantil de una moto eléctrica, que participó en la competencia Smart Motor Challenger, realizada a mediados del 2014 en Barcelona, España, y logró un reconocimiento. En este prototipo eléctrico, que se llama Kuntur (traducido al español significa Cóndor), participaron 19 estudiantes de Automotriz, Ingeniería Electrónica, Diseño, Administración de Empresas y Marketing. Estos dos últimos ámbitos se involucraron en el desarrollo de un plan de negocios, que se presentó en la competencia.

Detalles

Los proyectos. Unas 70 iniciativas se ejecutan en la Universidad del Azuay, con trabajo multidisciplinario de los estudiantes de las diferentes carreras.

En las seis facultades. Allí también se impulsa que los estudiantes creen iniciativas, para que posteriormente generen fuentes de empleo.

Educandos. Hay 6 372 alumnos matriculados. Tiene acuerdos con empresas y entidades para que ellos hagan prácticas.