placeholder
EFE, Bogotá
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Gigante con tamaño de aspirina

Su nombre es sinónimo del remedio más famoso del mundo: el grupo alemán Bayer, uno de los gigantes en la industria química mundial, cumplió 150 años con un pasado iluminado por la invención de la aspirina y ensombrecido por su papel en el nazismo.

La compañía nació un 1 de agosto de 1863, en la localidad alemana de Barmen como una pequeña fábrica de colorantes. Hoy emplea a 110 500 trabajadores en todo el mundo y tiene un volumen de negocios anual de casi 40 000 millones de euros (USD 53 000 millones).

"Es una historia muy impactante", elogió la canciller Ángela Merkel al participar este mes en los actos por el aniversario de uno de los orgullos de la industria alemana. Numerosas figuras de la cultura, la política y el deporte participaron en la celebración. Un objetivo algo diferente tenían el empresario Friedrich Bayer y su socio Johann Friedrich Weskott al fundar la Fried. Bayer&Co. como fábrica de colorantes. Por esos años nacieron también otros dos grandes de la química alemana: Hoechst y BASF.

La compañía vivió su mayor hito en 1899, al patentar la marca 'Aspirina' para un calmante a base de ácido acetilsalicílico sintetizado. El "milagro farmacéutico" -como define la empresa- comenzó así su camino a convertirse en uno de los remedios más famosos del mundo.

Solo otro producto de Bayer alcanzó tanta fama, pero de forma transitoria y por motivos negativos: el medicamento contra el colesterol Lipobay, que la empresa retiró en el 2001 ante la sospecha de que había matado a decenas de pacientes. Fue una de las crisis más profundas de la firma, pero no el único punto negro en su historia. Como el resto del sector químico alemán, Bayer quedó manchada por su papel en el régimen nazi.