placeholder
En medio de un gran revuelo, Google decidió este lunes despedir a un empleado al considerar que sus palabras violan el código de conducta de la compañía. Foto: Referencial

Foto: Referencial

Google apela multa de la UE de 2 420 millones de euros

14 de septiembre de 2017 14:51

El gigante tecnológico Google ha presentado el jueves 14 de septiembre, un recurso ante el Tribunal General (TG) de la Unión Europea contra la decisión de la Comisión Europea (CE) de imponerle una multa de USD 2 424 millones de euros (unos 2.900 millones de dólares al cambio actual) por abuso de posición dominante, indicaron hoy a Efe fuentes de la corte.

El propio tribunal publicó la noticia en su cuenta de la red social Twitter. "Google presenta un recurso contra la decisión de la CE del 27 de junio ante el TG", comunicaron en el perfil de la corte comunitaria.

Fuentes de la Comisión Europea precisaron a Efe que defenderán su decisión ante la Justicia.
La sanción a Google es la mayor multa que Bruselas impuso a una compañía por abuso de posición dominante, por conceder ventajas "ilegales" a su propio servicio de comparación de compras cuando los internautas utilizan el motor de búsquedas.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, afirmó al anunciar el castigo en junio que "lo que ha hecho Google es ilegal bajo las normas antimonopolio de la UE", pues negó a otras empresas la oportunidad de "competir sobre sus méritos y la innovación" y, a los consumidores europeos, una mayor oferta de servicios.

Desde el tribunal, estimaron que la respuesta de la corte al recurso podría llegar dentro de un año o año y medio.

Explicaron que el asunto se adjudicará a un juez ponente que deberá presentar un informe y, más adelante, se convocará a las dos partes a una vista donde tendrán la posibilidad de defender sus posiciones.

Como el recurso se ha presentado ante el TG, no se publicarán las conclusiones del abogado general, sino que directamente se emitirá la sentencia, indicaron desde la corte.

Con el anuncio de la multa, la Comisión cerró una investigación de casi siete años que abrió en noviembre de 2010 para esclarecer si Google vulneraba la libre competencia al conceder preferencias a su servicio de comparación de compras.

El expediente, que el antecesor de Vestager, Joaquín Almunia, intentó cerrar con un acuerdo de compromisos, tomó un tono más duro con la llegada de la política danesa a finales de 2014.
El mismo 27 de junio, Google anunció que consideraría recurrir la decisión de Bruselas.

"Revisaremos la decisión de la Comisión en detalle mientras consideramos una apelación, y esperamos continuar defendiendo nuestro caso", dijo en un breve comunicado el vicepresidente y asesor legal general de Google, Kent Walker.
Walker añadió que la empresa está "respetuosamente en desacuerdo con las conclusiones anunciadas" por el Ejecutivo comunitario.