Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 3

La granola casera le abre puertas a este matrimonio

Desde su primer año de matrimonio, Sandra Brazales y Patricio Valarezo estuvieron conectados con la alimentación nutritiva. La madre de Brazales promueve la comida vegetariana y con este ejemplo, la pareja se inclinó desde 1998 hacia alimentos saludables.

En ese año instalaron una panadería en la que elaboraban pan blanco e integral en la parroquia de Tumbaco, al nororiente de Quito. Su inversión fue de aproximadamente USD 1 000 al cambio de la época.

Sus inicios fueron artesanales, así lo explica Brazales, ya que no contaban con la maquinaria necesaria. Tenían un horno de ocho latas prestado, y trabajaban en un local arrendado.

Con la dolarización, en el 2000, su negocio cerró. No obstante, sus proyectos no tropezaron y en un año apelaron a una receta casera para elaborar granola.

Así nació el emprendimiento Shalom en el 2001, en una bodega de 30 m² que la pareja adaptó en un terreno propio, también en Tumbaco. Con un préstamo bancario de USD 5 000 arrancó el negocio que hoy elabora granola con frutas deshidratadas como banano y manzana, más coco, pasas y miel de abeja.

Su primer mercado fueron los centros naturistas, panaderías y amistades. En el 2002 se contactaron con la cadena de supermercados Santa María, a la que siguen distribuyendo 30 cajas semanales, lo que representa dos toneladas de granola.

Hoy la facturación mensual de Shalom está en USD 80 000, en promedio. Además, las inversiones efectuadas en maquinaria para mejorar la producción bordea los USD 70 000.

La demanda de este cereal también se da en los servicios de catering. Shalom trabaja con cuatro. Jaime Herrera, jefe de adquisiciones de la empresa de catering Caves, explica que mantiene relación comercial con Shalom desde hace ocho años.

Al mes su negocio adquiere 500 fundas de 450 gramos de granola, y las entrega a empresas petroleras como Petroamazonas y Andes Petroleum, en ciudades de la Amazonía como Lago Agrio y El Coca.

Desde el 2009, Shalom entrega su producto al Programa de Provisión de Alimentos (PPA) del Gobierno. Además, desde este año elaboran barras de granola para el mismo programa oficial.

En el 2011 Shalom aportó al PPA con cerca de 300 toneladas de granola, que se distribuyeron en las cuatro regiones.

La producción diaria actual es de cuatro toneladas; el 90 % va para el programa estatal. Según datos del Ministerio de Inclusión Económica y Social, Shalom se adjudicó el año anterior un contrato por USD 782 557. El año pasado, el aporte de este emprendimiento fue el 6% del total de granola que demanda el PPA.

Para Juan Carlos Acosta, Coordinador Nacional del Programa, es importante que los pequeños productores como Shalom se involucren con la economía nacional y que sus productos sean sustentables y considerados para la exportación. De esta manera, los empresarios ofrecen un producto integral.