placeholder
Santiago Chango prueba uno de sus guantes en la fábrica de la empresa, ubicada en el suroriente de Quito. Foto: Armado Prado / LÍDERES

Santiago Chango prueba uno de sus guantes en la fábrica de la empresa, ubicada en el suroriente de Quito. Foto: Armado Prado / LÍDERES

Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Guantes de box que ‘pegan’ en el exterior

13 de abril de 2018 06:37

Con 47 años en el boxeo, Segundo Chango es el creador de una marca de implementos para diferentes deportes de combate.

Este entrenador, proveniente de Cotopaxi, recuerda que su interés por este deporte surgió en el momento en que un profesor de su escuela, en Mulaló, llevó guantes de boxeo a la clase.

Al terminar la primaria se mudó junto con sus padres a Quito. En la capital comenzó sus entrenamientos como pugilista, gracias a un vecino que era boxeador. Él lo llevó al gimnasio del estadio Olímpico Atahualpa.

Fue boxeador hasta 1986. En ese año fue campeón nacional y participó en el torneo internacional Córdova Cardín, en Cuba.

En los siguientes años trabajó como entrenador para la Concentración Deportiva de Pichincha.
En el tradicional gimnasio de box de La Tola entrenó a los rangos prejuvenil, juvenil y mayores. Se trata de boxeadores de 18 años en adelante, que compiten a escala internacional.

Además, inició con los primeros entrenamientos a mujeres para competencias, en 1997.

La idea de crear una marca propia surgió en un viaje a México en el que conoció los guantes Cleto Reyes. Este hombre era un aficionado al box que se dio a conocer por la confección de guantes que han usado los mejores boxeadores dentro del ranking mundial.

Chango pensó que si México tenía a los guantes Cleto Reyes, Ecuador puede tener a los guantes Chango. Además, comenta que existía la necesidad de un producto ecuatoriano, debido a que siempre le preguntaban dónde se pueden conseguir guantes.

Junto con su hijo, José Chango, comenzó a confeccionar de manera amateur los primeros guantes. Con una máquina recta José perfeccionó su técnica para sacar un buen producto al mercado.

Los implementos se comercializan en puntos de venta de gimnasios de Quito y de otras provincias. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Los implementos se comercializan en puntos de venta de gimnasios de Quito y de otras provincias. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO


La primera producción que sacó a la venta, en 1993, consistía en guantes, guantines y cabezales.

Vendía a la Concentración Deportiva de Pichincha y a federaciones de otras provincias.
Con los años, los dueños perfeccionaron el acabado. Se mejoraron la esponja del interior y el material que recubre el guante.

En 1996, la marca empezó a vender vendas de box, al comprender que es un implemento complementario a los guantes. A partir del 2000 el negocio aumentó la variedad de productos para el box.

Luego la compañía dio el salto a la exportación. Surgió durante la época en que Chango, como entrenador, viajaba con el equipo nacional de box de Ecuador a países como Cuba, sea para torneos o para realizar bases de entrenamiento entre ambas selecciones.

Estas relaciones deportivas hicieron que los guantes ecuatorianos se conocieran en Cuba y en Puerto Rico.

Santiago Chango, otro de los hijos de Segundo, es el administrador general y explica que aproximadamente en el 2008 se incrementó la demanda de sus productos por parte de gimnasios que ofrecen entrenamiento en deportes de contacto. Por este motivo se amplió su catálogo a deportes como kick boxing, muay thai y artes marciales mixtas (MMA).

El producto se hizo conocido en varios gimnasio de Quito. Mauricio Álava, dueño del local MMA El Valle, comenta que la marca de Chango es pionera en el país.

Chango Sports auspicia a deportistas como Carlos Mina, boxeador que ha representado al país en torneos internacionales. A este pugilista se le entregó equipo para su preparación.

Los guantes están avalados por Wako Ecuador, filial ecuatoriana de la Asociación Mundial de Organizaciones de Kickboxing y la Federación Ecuatoriana de Boxeo para competencias a escala nacional. La marca planea hacer los trámites para obtener el aval de la Comisión Mundial de Boxeo en México y de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA).

Chango Sports vende hasta unos 40 pares de guantes en el país al mes y factura por este rubro USD 3 000 en ese período. La comercialización de todos sus productos representa un aproximado de USD 7 000 mensuales.

A futuro, la marca planea ampliar su catálogo de productos para deportes de contacto.

El negocio

El precio.  Es de USD 55 los guantes sintéticos y USD 75 los de cuero de res. Abarcan una variedad de colores en tonos mate y brillante

Los implementos. Se comercializan en puntos de venta de gimnasios de Quito y de otras provincias. A escala internacional se venden en gimnasios de Colombia, Perú y se encuentran en negociaciones con el club White Lion de Panamá.

Ventas en línea.  Se realizan a través de Facebook o por www.changosports.com