placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 8
No 1

En esta hacienda los quesos ganan premios

En 12 hectáreas se levanta la Hacienda La Jesús. Allí, en las faldas del nevado Cayambe, en el norte de Quito, Ibeth Cela y Karen Aguirre elaboran quesos y yogures.

Ellas también poseen una plantación de eucalipto de moneda donde hay 4 000 árboles. Las ramas son utilizadas para los arreglos florales que se comercializan en San Valentín, Día de la Madres Día de los Difuntos... Sus principales clientes son las floriculturas del sector.

La propiedad fue adquirida hace 13 años. El precio fue de 10 millones de sucres (USD 865 al cambio de la época). El dinero fue obtenido de ahorros y préstamos bancarios. Cela, como amante de la naturaleza, adquirió cuatro vacas. Luego, con su esposo, Patricio Aguirre, decidieron aprender a elaborar queso artesanal, hace unos 10 años y empezaron con el emprendimiento.

Ambos se capacitaron en cursos de la Corporación Financiera Nacional. En ese entonces, la facturación de La Jesús no superaba los USD 500 anuales.

Sin embargo, desde hace tres años, Hacienda La Jesús dio un giro de negocio. Karen, hija del matrimonio Aguirre Cela, terminó sus estudios en la Universidad Zamorano, en Honduras. Ella es Ingeniera Agroindustrial y tomó la batuta de la producción lechera en la hacienda.

[[OBJECT]]

Para eso, la familia Aguirre pidió un crédito de USD 70 000 a la CFN en el 2009. Ese dinero sirvió para mejorar la infraestructura de los procesos del queso. Por ejemplo, se construyó un cuarto frío, un furgón para la transportación del queso y se mejoraron las instalaciones del sistema de ordeño. “Antes eran de cemento, hoy las instalaciones poseen baldosas”, explica Karen Aguirre.

Con esas mejoras, la facturación, en lo que va del año, llegó a más de USD 2 000. “Es bueno tomando en cuenta la inversión que se ha hecho”.

Este año se celebró la Feria del Queso en Cayambe, organizado por el Ministerio de Industrias. Ahí se premió al mejor queso fresco ecuatoriano. Participaron 25 empresas especializadas ante un jurado argentino. Ese fue el evento al que le apuntó Aguirre, para posicionar su queso. Gracias a las mejoras, la producción de leche mejoró. Hoy se producen 300 litros diarios de leche y antes no se llegaba a los 100. Es un promedio de 25 litros por vaca. Con ese aliciente, decidió participar.

Se preparó desde el año pasado y ganó como el mejor queso fresco del Ecuador.

Diego Proaño, gerente del Patronato Municipal de Ibarra, califica al producto como muy bueno. Según él, la calidad de los quesos es excelente. “Somos exigentes con el tipo de producto que se comercializa en nuestros supermercados”. Por eso, los pedidos de lácteos a La Jesús se hacen dos veces a la semana.