Holger Ramos B.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Esta hacienda sigue el camino a la excelencia

El empresario orense Jorge Encalada Mora mantiene un perfil bajo. No le gusta aparecer en fotos pero sí conversa con orgullo sobre su trayectoria y la de su familia en el sector agrícola. De hecho, una de sus mayores satisfacciones como empresario es la Hacienda Camino Verde, ubicada en el cantón Balao, en Guayas.

Encalada ha sido un empresario agrícola durante toda su vida y está a cargo de la hacienda desde hace unos ocho años; comenta que es una herencia familiar.

En la propiedad se produce, entre otros cultivos, cacao fino y de aroma, y se experimenta con variedades y clones locales.

En el Salón del Chocolate de París, en el 2011, con una muestra de este cacao se elaboró un chocolate que tuvo el premio al mejor cacao por su aroma floral. Este es cada vez más raro entre las variedades existentes y sorprendió a los jueces.

De esta forma, el cacao ecuatoriano es ratificado como único, motivando a entidades locales como la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao) o el Ministerio de Agricultura, Acuacultura, Ganadería y Pesca (Magap), a impulsar programas para preservar y fomentar las variedades de cacao nacional.

Sin embargo, este reconocimiento es consecuencia de un modelo productivo y de negocios aplicado en esta hacienda que tiene 3 400 hectáreas (ha).

Allí existen 500 ha de piscinas de camarón, 500 ha de cacao, 200 ha de arroz y 100 ha de árboles de teca, con más de 25 años. Además, se destaca la producción de 600 ha de banano orgánico, entre otros cultivos.

Para Encalada, la eficiencia es fundamental para lograr los objetivos de calidad y poder llegar a mercados exigentes como los de Alemania o Japón.

Entre otros aspectos, en Camino Verde se da importancia a la fuerza laboral. Existen cerca de 400 trabajadores y, según Encalada, el objetivo es juntar los conocimientos ancestrales del manejo de los cultivos, a las nuevas técnicas que se desarrollan en la agricultura.

El empresario dice que la propiedad está en un sitio privilegiado, debido al clima apropiado que cuenta con luminosidad y agua. Pero afirma que las inversiones han sido permanentes. En el caso del banano orgánico, cada hectárea tecnificada está valorada en cerca de USD 25 000.

Sin embargo, en la hacienda muchos de los procesos que se realizan han sido fruto de la experimentación, con base en conocimientos técnicos y científicos. Tal es el caso de los cultivos de cacao.

Vicente Norero es el gerente de la hacienda. Explica que entre los pasos que se siguieron para llegar a un punto alto en la calidad fue identificar los materiales genéticos de las variedades de cacao local, observar sus características específicas, su rendimiento, etc. Allí también se experimenta con métodos de fermentación para obtener aromas y sabores determinados.

Norero agrega que lotizaron la finca, para tener una trazabilidad integral. Consiste en identificar en qué lugar específico del terreno proviene la producción, en caso de detectar problemas con el cacao.

El Gerente prefiere mantener sigilo con respecto a las cifras de las ventas de cacao. Sin embargo, comenta que el diferencial de precios y la permanencia en los mercados externos estará dada por la calidad del cacao y por esas características especiales. “El aroma floral es cada vez más raro pero en Ecuador se observó esa característica y hay que preservarla”, dice Norero.

En la Hacienda Camino Verde, se realizó el segundo seminario: Modernización de la actividad cacaotera, el pasado 17 de mayo. El evento fue realizado por Anecacao y tuvo la colaboración de entidades como Corpoica y Fundación Kaoka. En esa cita, la especialista agrícola Rosa Pérez, comentó sobre la necesidad de mejorar las labores en el campo como una forma de mejorar la productividad y alcanzar mejores precios.