Geovanna Tenemaza es propietaria del negocio  en el que se venden paletas heladas para gente y mascotas. Foto: Cristina Márquez / LÍDERES

Geovanna Tenemaza es propietaria del negocio en el que se venden paletas heladas para gente y mascotas. Foto: Cristina Márquez / LÍDERES

Cristina Marquez
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 22
No 3

Helados para humanos y sus mascotas

24 de noviembre de 2017 21:28

Las frutas de temporada son la principal materia prima en Dokura Paletas, sabor y fantasía. En ese lugar, la alimentación saludable es parte del concepto que los convirtió en uno de los sitios más concurridos de Riobamba.

El pequeño local, situado en el centro de la urbe, es ‘pet friendly’, es decir, los clientes pueden acudir con sus mascotas y hay espacios adecuados para que estén cómodos. También hay una línea especial de helados diseñados para el gusto de los caninos.

Las paletas se elaboran de forma artesanal y se congelan en moldes de formas originales. Algunos se inspiran en personajes animados como el monstruo come galletas o Spiderman y así atraer a los niños.

Pero los más solicitados por los clientes son aquellos que tienen combinaciones exóticas como limón y hierbabuena, grosella con sal, sandía y leche condensada, o cerveza y tamarindo. Tienen un costo de entre USD 1,50 y 2.

De hecho, esos sabores poco comunes y los variados toppins para combinar con las paletas marcan la diferencia y son el valor agregado de la microempresa. Los materiales son orgánicos y saludables y en el proceso de producción no se agregan saborizantes, colorantes o ningún tipo de aditivo químico.

Además, la empresa cuenta con una línea de helados para personas que padecen diabetes y no pueden consumir azúcar. Los helados de frutos rojos están endulzados únicamente con stevia, y también son los predilectos de los deportistas y amantes del fitness.

En el 2018 habrá un nuevo producto: un helado de proteínas, ideal para no romper la dieta por el antojo de un postre. Se añadirá al menú tras un cuidadoso estudio de mercado y por petición de varios clientes que acuden a la heladería en busca de un dulce saludable para degustar.
Otro producto dentro de la línea de postres saludables son los refrescos de sabores originales que solo se ofrecen los fines de semana. Hay aguas de naranja y fresa, limón y hierbabuena, y una variedad de opciones. Son extractos puros de las frutas y no tienen endulzantes adicionales.

Geovanna Tenemaza es la dueña del negocio y la encargada de diseñar las nuevas combinaciones de paletas que se presentan cada temporada. Cuando inició su negocio en mayo solo había 13 sabores en el menú. Hoy tiene 20.

“Queríamos destacarnos y ofrecer productos distintos a los que ya tienen en otras heladerías. Sabíamos que la clave era el sabor”.

Otra estrategia para impulsar el negocio fue el diseño de dos sabores de helados para perros. Se hacen con zanahoria y plátano.

Antes de iniciar el negocio, esperaba abrir un emprendimiento diferente como una farmacia o boutique, pero un viaje que hizo a México junto con su esposo Marco Paula, cambió todo.

En ese país estaban de moda las paletas artesanales, con una variedad de sabores. Tras casi un año de investigaciones y estudios de mercado, la pareja invirtió USD 30 000 en su emprendimiento.

Ellos viajaron nuevamente a México para capacitarse en Mundo Helado, un centro especializado en paletas artesanales. Allí también adquirieron todos los equipos e instrumentos necesarios para el negocio.

La meta para el 2018 es convertirse en una franquicia y distribuir sus paletas a varias tiendas de la ciudad. También quieren abrir una sucursal en Riobamba.