placeholder
Escollanos fue fundada por el ingeniero químico Diego Escobar, con el apoyo de su esposa, María Elena Flores, psicóloga. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Escollanos fue fundada por el ingeniero químico Diego Escobar, con el apoyo de su esposa, María Elena Flores, psicóloga. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Homeopatía y terapias son sus especialidades

8 de noviembre de 2017 17:05

La empresa Escollanos comenzó formalmente en 2002 como una farmacia de venta de productos homeopáticos, al norte de Quito. Pero, su propietario, Diego Escobar, ya llevaba varios años comercializando sus productos en centros médicos de la ciudad.

Los conocimientos sobre esos medicamentos los adquirió de muy joven, en su país natal, Colombia, pues su padre era médico homeópata. Además, Escobar es ingeniero químico, egresado de la Universidad Central del Ecuador, lo que le ayudó en la elaboración de los productos.

En 2002, la empresa solo contaba con un empleado para la atención de los clientes en la farmacia. Hoy, trabajan en Escollanos 49 personas y en su sede matriz, en Quito, no solo se despachan recetas, también se lleva la operación de distribución de medicamentos a escala nacional. Además, desde hace un año, ofrece servicios terapéuticos en el Centro de Apoyo Médico, ubicado en su sede.

El 85% de sus productos son importados de Alemania y Colombia y un 15% son fórmulas propias. Tiene un portafolio de más de 1 000 productos terminados y al mes producen cerca de 4 000 unidades de fórmulas magistrales.

El Centro de Apoyo Médico es dirigido por un médico cirujano, con el apoyo de un grupo de enfermeras. Allí ofrecen terapias de ozono, plasma rico en plaquetas, hidroterapia de colon, entre otras terapias para el tratamiento de múltiples enfermedades. Al mes atiende más de 500 pacientes.

Desde 2015, Laboratorios Life produce de manera exclusiva un producto para Escollanos. Se trata de una megadosis de vitamina C. A diferencia del resto de los productos de la firma, este es un medicamento convencional, aplicado en el paciente de forma inyectable, mediante un suero.

María de Lourdes Robalino asiste una vez a la semana al Centro de Apoyo Médico a aplicarse la megadosis de vitamina C. Dice que esto le ha ayudado a mejorar sus defensas y que desde hace mucho tiempo no le ha dado una gripe, que anteriormente eran constantes. Resalta que el servicio del centro es muy personalizado.

Escollanos cuenta con un portafolio de clientes de entre 500 y 600 médicos. “La tendencia es a incorporar la homeopatía. Cada vez hay más apertura porque se evidencian resultados”, subraya el presidente de la compañía.

La principal característica de los productos homeopáticos es que no presentan efectos adversos significativos. Son de origen vegetal, animal y mineral.

Luis Espín, especialista en terapias alternativas, destaca la calidad de los productos que comercializa Escollanos, como los de la marca Dr. Reckeweg, de origen alemán. A juicio de Espín son pocas las líneas homeopáticas, distribuidas en el país, que cuentan con la garantía de ser un producto natural, con certificación científica comprobada.

Escobar aclara que tantos sus productos importados como los de producción propia cuentan con el registro sanitario, exigido por la ley ecuatoriana.

La empresa, que cuenta también con oficinas en Guayaquil y Cuenca, comienza su expansión regional. Para 2018, estiman estar operando en Chile y en un tiempo más, en Perú.

El crecimiento también se dará con una nueva línea de productos. Actualmente, desarrollan, en conjunto con un laboratorio en España, siete productos cosméticos (cremas faciales, protector solar, crema con vitamina C, entre otros). Estiman comenzar la comercialización para finales del próximo año.

Escollanos facturó en 2016 cerca de USD 1 800 000. Para este año proyectan un crecimiento del 25%. “Nuestra fortaleza es ofrecer un portafolio integral”, comenta Escobar, quien ha llevado adelante la empresa de la mano de su esposa, María Elena Flores.