placeholder
La capacidad de integrarse a la comunidad y apoyar al crecimiento económico de los habitantes, le hicieron merecedor a Mashpi Lodge, del premio IE Awards for Sustainability 2015. Foto: Archivo/ LÍDERES

La capacidad de integrarse a la comunidad y apoyar al crecimiento económico de los habitantes, le hicieron merecedor a Mashpi Lodge, del premio IE Awards for Sustainability 2015. Foto: Archivo/ LÍDERES

Hotel ecuatoriano está entre los ganadores de los Premios al lujo sostenible

17 de junio de 2015 11:40

El premio que reconoce la cultura y la práctica de la sostenibilidad en los sectores de lujo y premium, denominado IE Awards for Sustainability in the Premium and Luxury Sectors 2015, concedió galardones al hotel ecuatoriano Mashpi Lodge, al proyecto peruano de distribución de lana de alpaca Knitbrary, y a la empresa mexicana De Mamiel, en sus tres categorías: Turismo, hoteles y hospitalidad; Moda y accesorios; y Cosmética, respectivamente.

Estos premios son organizados anualmente desde el 2011 por la Fundación de Estudios e Investigaciones Superiores (Buenos Aires, Argentina) en conjunto con IE Business School (Madrid).

El hotel Mashpi Lodge, ubicado entre Pacto y Nanegalito (noroccidente de Quito), fue galardonado por haberse integrado a las comunidades que lo rodean y porque “el hotel proporciona puestos de trabajo para la gente de los alrededores y apoya el crecimiento económico de dichas familias”, indicó la organización de los premios en un comunicado.

Entre las prácticas sustentables de Mashpi Lodge están comprar las cosechas a los habitantes del sector para su restaurante, y promover procesos de formación para las familias -enseñándoles a ser autosuficientes, reciclar, y respetar la naturaleza sin cazar animales ni destruir la flora de la selva-.

El proyecto peruano Knitbrary, que se llevó el premio en la categoría moda y accesorios, busca crear un archivo mundial de las mejores fibras naturales. Para hacerlo viajan a los Andes peruanos, donde moran especies de Vicuña, Baby Alpaca, Alpaca Suri y Pima Cotton. Cada año pasan dos meses trabajando a pequeña escala, colaborando con la gente que mejor conoce esas calidades de fibras y preservando la herencia cultural y el arte de tejer, reseñó el comunicado.

La empresa Knitbrary fue reconocida por ayudar a la preservación de la herencia cultural y el arte de tejer. Foto: Facebook de Knitbrary

La empresa Knitbrary fue reconocida por ayudar a la preservación de la herencia cultural y el arte de tejer. Foto: Facebook de Knitbrary

Según los organizadores de los premios, a Knitbrary le gustaría repetir esta experiencia en nuevos lugares y mejorar su archivo con otras fibras como Yak en el Tibet y Cachemira en Mongolia.

En la categoría cosméticos, la mexicana De Mamiel se llevó la distinción de este año. Esta empresa tiene como filosofía crear productos faciales y corporales que funcionen a tres niveles: emocional, celular y físico. Según la empresa de cosméticos, todos los ingredientes que selecciona son puros en términos de la fuente de la que proceden; potentes en eficacia; y además hacen el mínimo daño al planeta en su fabricación y al momento de usarlo.