Las playas de Tonsupa son parte de los atractivos que se promocionan. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Las playas de Tonsupa son parte de los atractivos que se promocionan. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Marcel Bonilla (I)
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Los hoteleros activan sus planes

31 de agosto de 2016 10:39

La hotelería de Atacames experimenta una recuperación con la llegada de cientos de turistas en el mes de agosto a las playas del sur de Esmeraldas. La aplicación de estrategias como la caravana turística denominada “Tonsupa vive por ti” permitió mejorar los niveles de asistencia y hospedaje.

La caravana consistió en llevar a las provincias de la Sierra una parte de la playa, mostrando su gastronomía, para motivar a los turistas a que la visiten, y mejorar las ofertas de hospedaje sin perder la calidad de los servicios.

También se promocionó los descuentos del 15 hasta el 30% y se enfatizó en la atención en Tonsupa en donde se encuentran hoteles como Casas de Mar, Puerto Gaviota, Sol y Arena, Terra Nova, Resort Macana, Puerto Ballesta y Club Del Pacífico, entre otros.

Y ya se encuentran resultados: el sector experimentó en agosto un promedio de 70% de alojamiento, con un lleno total el feriado del 10 de agosto cuando se registraron más de 40 000 turistas en Atacames, Tonsupa y Súa.

A pesar de eso, no se han podido recuperar del todo porque fueron tres meses sin actividad turísticas en la playas luego el terremoto del 16 de abril, señala Analía Ledesma, gerenta del hotel Puerto Ballesta.

Sara Moyano, presidenta de la Cámara de Turismo, explica que la promoción de las playas es radial, televisiva y en redes sociales, para invitar a turistas de distintos segmentos.

En Atacames existen 360 hoteles que reciben anualmente unos 150 000 turistas, sobre todo, en feriados de Fin de Año, Carnaval, Semana Santa y la temporada de vacaciones de la Sierra, según la Cámara de Comercio de Atacames.

Una de las propuestas para hacer un turismo permanente y no de temporada, es la elaboración de un calendario de actividades turísticas que empezará a correr desde enero del 2017, con el apoyo de todo el sector hotelero.

Mientras se trabaja en eso, se han preparado actividades para enfrentar la temporada baja entre septiembre y octubre. Por eso, como estrategia se hará un circuito de voleibol playero y ciclístico.

A esas acciones se sumará el encebollado más grande del mundo y en noviembre se realizará una ronda de negocios con la Cámara de Turismo de Pasto-Colombia, para motivar a los turistas de ese país a que visiten Esmeraldas.

Durante una reunión mantenida entre los hoteleros de Atacames y el ministro de Turismo, Fernando Alvarado, se habló de elaborar paquetes turísticos completos, que incluyan vistas a sitios como fincas cacaotera de la zona.

Un destino con potencial es Sálima a 20 minutos de Tonsupa y Atacames, en donde se puede degustar ancestralmente comida típica esmeraldeña, servida en mate y en hojas de plantas.
En los paquetes se incluirán deportes de aventura, visitas a museos, iglesias y festivales gastronómicos, para que los turistas tengan otras alternativas cuando llegan a vacacionar a Esmeraldas.

Carlos Acosta presidente de la Cámara Provincial de Turismo, explica que una forma de incentivar al turista es rebajando los pasajes de vuelo en la ruta Cali-Esmeraldas-Quito-Guayaquil.

Uno de los acuerdos es que a través de la página web del Ministerio de Turismo se promocionen paquetes turísticos para mantener un flujo regular de turismo todo el año.
Ledesma agrega que se ha utilizado el marketing electrónico, aprovechando los avances de la tecnología para manejar redes sociales y agencias de viajes virtuales. Además se apoyan en webmasters y especialistas en comercio electrónico para llegar a los turistas.

En su caso han utilizado una oficina de gestión de ventas en Quito, encargada de realizar el seguimiento personalizado a los clientes actuales y potenciales.

También se cuentan alianzas con instituciones públicas como Ministerio de Turismo, empresa privada como agencias de viajes a nivel nacional e internacional, aerolíneas, transporte turístico. Esas alianzas han contribuido para mantener una ocupación hotelera con picos del 99% en fines de semana y caídas de 77% entre semana en julio y agosto en promedio, según Ledesma.