placeholder
Holcim

El programa de Responsabilidad Social de Holcim y de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Cooprogreso obtuvieron reconocimientos.

Mónica Orozco
Coordinadora
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Una huerta urbana y talleres educativos de Ecuador destacan en RSE

3 de diciembre de 2015 08:59

Silvia Maza se dedicaba al cuidado de sus hijos y otras tareas del hogar, pero en el 2006 su vida dio un giro. El tiempo ahora se destina también a aprender cómo hacer abono orgánico, técnicas de riesgo e incluso a levantar un centro de acopio.

Maza es la coordinadora del Grupo de Mujeres del barrio quiteño Argelia Alta o Huerta Urbana, que es la denominación comercial. El grupo empezó con cultivos en los terrenos de sus viviendas para garantizar la soberanía alimentaria de sus familias. Luego, con los excedentes de producción, se amplió la estrategia y se planteó la venta en cuatro sitios de la capital. Hoy, también elaboran productos como salsas y otros.

El proyecto, impulsado como parte del programa de Responsabilidad Social de Holcim, obtuvo un reconocimiento internacional a las Mejores Prácticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en la categoría de vinculación de la empresa con la comunidad.

El reconocimiento fue otorgado en México por la Red de RSE de las Américas Forum Empresa, el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) y Alianza por la Responsabilidad Social (AliarSE).

La Cooperativa de Ahorro y Crédito Cooprogreso también recibió un reconocimiento en la categoría alianzas intersectoriales. La institución financiera construyó alianzas público-privadas para desarrollar los Talleres del Buen Vivir en temas de salud, educación financiera, deportes, buenas prácticas ambientales y cooperativismo.

A través de estos talleres, unas 30 000 personas entre niños, jóvenes y padres de familia se han capacitado.

Maza comenta que el proyecto ha permitido mejorar la alimentación de 12 familias que son parte de la iniciativa.

El cultivar en casa lo que necesita, le ha generado ahorros de entre USD 30 y 40 al mes. Además, ahora aporta con USD 200 a los ingresos del hogar. “Ya no dependo de solo de mi esposo. He podido convirtiéndome en una mujer de trabajo y aporto a mi familia".

Holcim ha invertido desde el 2006 a la fecha unos USD 180 000 en la iniciativa.