placeholder
David Sánchez muestra los servicios que proporciona su emprendimiento relacionados con la seguridad de los vehículos. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

David Sánchez muestra los servicios que proporciona su emprendimiento relacionados con la seguridad de los vehículos. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

La idea que acaba con el robo de autos y la inseguridad

5 de septiembre de 2017 15:50

Después de escuchar por mucho tiempo de la creciente cifra de automóviles robados en el Ecuador, David Sánchez, un joven emprendedor de 27 años, decidió mejorar los sistemas de seguridad tradicionales con sus propias manos.

Sánchez se dio cuenta que los sistemas de rastreo satelital (GPS) tradicionales realmente no previenen los robos, debido a que carecen de un sistema de aviso de activación de alarma.
“Es bastante molesto salir de algún lugar y no encontrar nuestro auto. Los sistemas de rastreo tradicionales no previenen que esto suceda y, además, es muy fácil sustraer los aparatos de seguridad que se ponen en los carros”, comenta Sánchez.

Por este motivo, este emprendedor, armado de los conocimientos que su carrera en Mecatrónica de la Escuela Politécnica del Ejército (ESPE), se propuso implementar un sistema de rastreo satelital que, además, contenga la funcionalidad de aviso de activación de alarma de seguridad.

Sin embargo, el proceso de invención no fue nada sencillo, porque tuvieron que realizarse un sinnúmero de pruebas y prototipos hasta llegar a un producto final. Además, Sánchez debió crear los circuitos y adaptar una tarjeta electrónica necesaria para implementar las nuevas funcionalidades al GPS.

Este proceso inicial tomó alrededor de dos años y necesitó una inversión inicial de USD 3 500. De esta manera, hace ocho meses, nació Smarticar, un sistema de rastreo satelital implementado en automóviles que envía a un aviso de activación de la alarma de seguridad directamente al teléfono celular del conductor.

No obstante, este emprendimiento no ofrece únicamente innovaciones en el producto, sino también en el servicio. Esto se debe a que los usuarios no necesitan pagar una tarifa mensual o anual, como se hace con los sistemas de rastreo tradicionales.

Para que los usuarios accedan al servicio de Smarticar, deben instalar un chip dentro de sus automóviles y pagar únicamente por el consumo. Por ejemplo, el costo de la cobertura completa es de USD 200 que contiene USD 10 de crédito para mensajes de aviso de activación de alarma; de esta manera, el cliente puede seguir recargando su saldo una vez que a consumido el anterior.

Hoy en día, Smarticar se encuentra en proceso de comercialización y factura mensualmente alrededor de USD 900. Además, hoy en día, Sánchez cuenta con el apoyo de la Agencia de Promoción Económica del Municipio del Distrito Metropolitana de Quito (ConQuito), quienes lo han capacitado para realizar mejoras.

Para Sánchez, este emprendimiento representa una solución eficiente a la creciente problemática del robo de autos en diversas partes del país y espera, a futuro, poder comercializar su producto para que la gente ya no sienta la inseguridad de las calles.