placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 1

La imaginación y las redes sociales moldean sus postres

Pamela Ruales convirtió el 'cupcake', su postre favorito, en su principal fuente de ingresos. Esta pequeña torta que ya en el siglo XIX cautivaba a más de un amante de la repostería fue un verdadero reto para esta joven micro-empresaria.

Ruales confiesa que siempre soñó con ser chef profesional, aunque nunca pudo estudiar esta carrera. Una beca en Estados Unidos la llevó a especializarse en Administración Hotelera. Pero hace un año decidió no esperar más y dedicarse de lleno a lo que tanto ama: la repostería.

Innovó recetas, se capacitó en cursos de cocina, técnicas de decoración e incluso aspectos contables y tributarios, con una sola visión: fundar, algún día, una fábrica de 'cupcakes'. Dice que lo más difícil fue perfeccionar las recetas. "Aprendí equivocándome 10 000 veces".

Recuerda que en los primeros postres olvidaba ingredientes, hacía la cubierta muy líquida o se le derretía, y en más de una ocasión tuvo que volver a la cocina a preparar más 'cupcakes' porque a su hermano se le ocurría tomar uno discretamente minutos antes de una entrega.

Esos problemas hoy son parte del pasado. Una vez que logró perfeccionar las recetas, registró el nombre de su empresa, The Cupcakes Factory, y arrancó operaciones en marzo del 2012 con pequeños pedidos de amigos y vecinos.

Dos meses después concretó su primer pedido de 200 unidades para una graduación. Con la ayuda de las redes sociales, hoy entrega unas 800 unidades por semana.

La decoración es pura imaginación, dice. Las cubiertas van desde flores, el logo de un equipo de fútbol, hasta los personajes de moda como los Avengers, Angry Birds, etc.

Carolina Báez es una de sus clientas frecuentes. Debido a esto, The Cupcakes Factory le envió una caja de estos postres el día de su cumpleaños. "Me encantó esta estrategia para ganarse a los clientes. Soy amante de los dulces y estos 'cupcakes' son los mejores que he probado".

Pamela abrió este mes un centro de operaciones, con una inversión de USD 10 000. El negocio ofrece 'cupcakes' de tres tamaños, que entrega a domicilio.

El más pequeño es del tamaño similar al de una moneda de USD 0,50 y el más grande puede medir casi el diámetro de un balón de fútbol. Son los 'cupcakes' gigantes, rinden 15 porciones y vienen rellenos. El cliente escoge sabor, relleno y decoración. Por ahora, ella dirige sola su negocio, pero la meta este año es ampliar las ventas para contratar personal.

El negocio

El precio. El costo de los 'cupcakes' va de 0,60 hasta USD 25, según los ingredientes, tamaño y decoración.

La red. Facebook ha sido su principal aliado. El 80% de sus pedidos proviene de contactos logrados en esta red social.