Reds. Quito y Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 2

La importación de alimentos está al alza en el país

La inflación anual alcanzada en marzo llegó a 6,12%, casi el doble de la registrada en marzo del año pasado: 3,57%, según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Además, el aumento de los precios al consumidor en marzo fue superior al 0,78% registrado en febrero último.

La variación se debe, según la entidad, principalmente al incremento de precios de tres categorías: Alimentos y bebidas no alcohólicas; Prendas de vestir y calzado; y, Restaurantes y hoteles. Las tres categorías, en especial la primera, aportan en 90,05% a la inflación mensual registrada por el INEC (ver gráficos).

Al analizar más en detalle, la entidad advierte que la división de Alimentos y bebidas no alcohólicas es la que más contribuyó en el alza de precios. La inflación mensual de este grupo en marzo de este año fue de 2,46% y la anual fue de 8,15%.

Entre los artículos de la categoría que contribuyen al aumento de precios se encuentra pescado fresco, presas de pollo, arroz, huevos de gallina, entre otros.

Un análisis especial merecen los segmentos de frutas, leguminosas, verduras y hortalizas por los niveles de importación que registran. Por ejemplo, la importación de peras creció un 56% entre el 2010 y el 2011; en el segmento de las manzanas el crecimiento fue de un 9%.

En el caso de legumbres, las importaciones se duplicaron en el mismo período, según las cifras del Banco Central del Ecuador (BCE). Las estadísticas se confirman con lo que ocurre en mercados y supermercados del país.

En el mercado de Sangolquí (al este de Quito), LÍDERES confirmó que las manzanas, peras, uvas, chirimoyas... llegan desde Perú y Chile, principalmente. Mónica Vilema, una comerciante del mercado, cuenta que de todas las frutas que oferta ‘solo’ los duraznos son ecuatorianos, específicamente de Tungurahua. “El resto son frutas importadas”.

Otra comerciante, Blanca T., asegura que la calidad de la fruta extranjera es mejor. “La chirimoya de Guayllabamba tiene más pepas (semillas), en cambio la que llega desde Perú es nítida y jugosa”.

En cuanto a precios, la chirimoya local se encuentra en el mercado de Sangolquí en USD 0,25 cada una y la extranjera, hasta en USD 5. Algo similar ocurre con la naranja: 20 unidades de esta fruta chilena se venden en USD 5. En cambio, 20 naranjas locales se encuentran en USD 1.

Ambas comerciantes coinciden en que la fruta importada ocupa cada vez más espacio en sus quioscos, desde hace unos tres o cuatro años. En lo que también concuerdan es que el fenómeno de la importación ocurre en especial con las frutas; en lo que tiene que ver con legumbres y hortalizas señalan que la mayoría todavía es cosechada en la Sierra centro.

Algo diferente ocurre en las cadenas de supermercados como Supermaxi. Las dos terceras partes de la fruta que vende esta cadena corresponde a fruta nacional, según una fuente de Corporación Favorita.

En cuanto a los precios, las frutas nacionales cuestan más en el caso de uvas, manzanas u otras que no son propias del país. “Pero en el caso de frutas típicamente locales, como banano, piña, etc., que son de gran volumen de consumo, el valor por kilo es muy inferior que las importadas”.

Al analizar el incremento de las importaciones, analistas consultados señalaron que esto ocurre por la falta de tecnología agrícola, distorsiones en las cadenas de comercialización y la baja productividad. La consecuencia es que se pierde competitividad en productos como frutas, legumbres y hortalizas.

Fabián Valencia, director del Ministerio de Agricultura de Manabí, comenta que el problema se agrava con el ingreso de productos de Chile o Perú, que cuentan con precios competitivos y así se desestimula la producción interna. Para el asesor agrícola José Parra, es necesario implementar programas que focalicen y hagan seguimiento a la producción para evitar distorsiones en los precios.