Redacción Quito y Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

La importación cayó en el 70% este año

Comercio

El incremento en la producción de pavo nacional este año se vio impulsada también por la restricción a las importaciones, específicamente desde Perú.

Durante el año pasasdo, el sector nacional de productores de pavos reclamó que las aves importadas desde el sur tenían costos menores, principalmente porque el maíz amarillo y la soya que sirven para su alimentación eran de origen estadounidense y entraban al Perú sin aranceles, debido al Tratado de Libre Comercio que rige entre los dos países.

Sin embargo, el presidente de la Corporación Nacional de Avicultores (Conave), José Orellana, explicó que para este año el Ministerio de Agricultura y Ganadería estableció un Reglamento para la importación de pavos a través del cual se prioriza el consumo del ave nacional.

La política de privilegiar al producto local va de la mano de procurar el crecimiento de la cadena de producción del maíz, la soya, los balanceados y la avicultura, explica Orellana.

El Ministerio de Agricultura, que otorga permisos para la entrada de pavos del extranjero, determinó, según Orellana, que los importadores debían cubrir parte de sus requerimientos con las producción nacional.

Lo anterior llevó a que las importaciones de pavo, principalmente desde Perú, se redujeran de 1 334 toneladas durante el año pasado, a 400 toneladas previstas para este año, según datos de Conave.

El representante de este gremio añadió que las autoridades tomaron en consideración que los productores avícolas consumen el 70% de los alimentos balanceados que se producen en el país. "Y el maíz es el ingrediente principal".

Según datos del sector, la producción de maíz nacional se ha incrementado de 600 000 toneladas en el 2009 a alrededor de un millón de toneladas en el 2013, lo cual explica la reducción de las importaciones de esta materia prima, e igualmente las de pavo.

En el mercado nacional aún se encuentra pavo importado de Estados Unidos. Su participación es pequeña, debido a que paga un arancel del 45%.

Según Orellana, la industria avícola nacional cuenta con la suficiente infraestructura para impulsar el desarrollo de la producción de pavo y, además, promover el consumo de esta carne durante todo el año, ya que su consumo es estacional.

Estimaciones de Conave revelan que el consumo percapita de carne de pavo en el país fue de 0,7 kg el 2012, lo que indica un importante potencial de crecimiento de este producto.

Mientras más crezca ese consumo, que actualmente se realiza en las fiestas de diciembre, el sector podrá avanzar hacia la incubación de pavos propios en el país. Actualmente, los pavos criados en Ecuador llegan con pocos días de nacidos al país. Lo hacen principalmente por vía aérea desde Perú. En las granjas nacionales son cuidados y alimentados con balanceados y mano de obra local.

Orellana explica que aún no se incuban pavos en el país porque se requiere de un mayor consumo nacional para cubrir los costos que ello representa. Así como ya pasa con los pollos, donde ya se tienen reproductores desde hace años, también se piensa traer reproductoras de pavos al país, lo cual se hará "conforme crezca el volumen de consumo del pavo".

Entre el 2009 y el 2011 el Consejo de Comercio Exterior concedió una salvaguaria para la importación de pavos, qunnque luego fue eliminada.