Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 1

Las imprentas del país reinventan su negocio

El uso de facturas y otros documentos digitales está 'matando' un nicho tradicional de las imprentas y está obligando a este segmento productivo a reinventar su negocio y a ampliar su mercado.

La emisión de facturas electrónicas actualmente es voluntaria, pero desde octubre próximo comenzará a ser obligatoria para 13 682 grandes contribuyentes, según un cronograma que se cumplirá hasta enero del 2015.

"Son el 20% de contribuyentes, pero tienen el 80% de la facturación del país", indica el director nacional de Gestión Tributaria del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando.

En el país se imprimían alrededor de 1 900 millones de facturas al año, pero en el 2013 la emisión física de estos documentos cayó un 20% con la política de cero papel que impulsa el Servicio de Rentas Internas (SRI). Con ello, en el país ya se emiten unos 300 000 comprobantes electrónicos diarios.

Datos parciales de un censo realizado al sector gráfico de Pichincha, efectuado este año y auspiciado por el Gobierno Autónomo de esta provincia, muestran que 87% de las empresas gráficas en Pichincha es familiar o unipersonal.

De igual modo, el 72% de las empresas está enfocado en los mercados editorial, impresión comercial (también llamada publicitaria) o de documentos comerciales (documentos regulados por el SRI). De estos, 17% está en este último segmento y podrían ser afectados por la implementación de las políticas de Rentas para reducir el uso del papel.

En imprentas como Taski, que gerencia Óscar Ayerve Cabrera, la impresión digital y de documentos de seguridad como cheques, etc., creció, pero en lo editorial, publicitario y comercial decrecieron.

Pero el "cero papel" no es el único factor que ha golpeado al sector. Una cada vez mayor participación de imprentas estatales y la ­importación de productos que ya vienen con empaques desde el exterior son elementos que mantienen estancado a este segmento los últimos años.

Ayerve Cabrera, quien además preside el sector gráfico de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (Capeipi), explica que este escenario ha obligado a las industrias a enfocarse en otros nichos de mercado como la impresión digital, el sector de empaques, soluciones tecnológicas complementarias para impresión y digitalización de documentos. Además, "pequeñas empresas se están uniendo para ofrecer servicios más completos".

Jorge Ortega, gerente de Gráficas Ortega, indica que la impresión de documentos contables (facturas, comprobantes de ingreso y egreso, etc.) cayó un 15% y se espera que baje más drásticamente cuando se implemente la factura digital. La impresión de publicidad también ha caído un 30%.

Pero la impresión digital ha compensado esta caída, dice. "Nos ha ayudado la impresión digital para diversificar la producción. Nosotros hacemos boletos para los estadios y cada uno es personalizado con número de serie, asiento y eso solo lo puede hacer la impresión digital".

Este segmento, con el que se puede imprimir bajos volúmenes, se calcula que va a crecer entre el 20 y 30% anual en el mundo, acota Mauricio Miranda, presidente de la Asociación de Industriales Gráficos de Pichincha (AIG).

Él espera que las políticas de impulso a la producción local para sustituir las compras al exterior y la prohibición de importación de cuadernos, agendas y catálogos establecida en el Reglamento a la Ley de Comunicación reactive al sector.

En el 2013 se importaron USD 93 millones en libros, agendas, cuadernos y otros materiales impresos. La AIG calcula que estas políticas permitirán reducir esta cifra en USD 25 millones.

Un vistazo al sector

  • Inversión. Datos provisionales del censo anotan que el 19% de empresas adquirió maquinaria nueva en los últimos tres años.
  • La capacitación. Un tema aún por resolver en el sector es la capacitación de su fuerza laboral. En Pichincha, el 69% de los operativos es bachiller o con educación básica, según el censo.
  • La exportación. Solo el 1% de las ventas de las firmas va a exportación.
  • Los costos. El 47% de los costos es materia prima. De esta cifra, predominan los insumos importados.
  • 95% de imprentas en Pichincha son pequeñas y medianas empresas, según un censo del sector.