Leonardo Gómez Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 2

Indumever: la producción de tubería impulsó su crecimiento

En un pequeño taller ubicado en el barrio La Vicentina, en el centro norte de Quito, nació lo que hoy es Indumever. Era 1975 y su dueño, Roberto Vergara, contaba con un torno para metal de segunda mano que adquirió en el Colegio Técnico Don Bosco de Cuenca, en 15 000 sucres (USD 600 al cambio de entonces).

Durante los primeros cinco años, Vergara trabajó en su propia casa, fabricando válvulas para tanques de gas, tambores de frenos y ofertando servicios de mantenimiento en las embotelladoras de las gaseosas Fruit y 7Up.

Un contrato con la desaparecida Ietel (que en 1992 pasó a ser Emetel y en 1997 se dividió en Pacifictel y Andinatel), le permitió en 1980 abrir un taller más grande en Monteserrín.

En esos años no había muchas empresas que fabricaran herrajes para cableado eléctrico y de telecomunicaciones, así que decidió comprar maquinaria y fabricar todo el conjunto de piezas de hierro y acero con las que se asegura el cableado de los postes.

En 1990 el taller dio un giro cuando Vergara se dio cuenta de que todos los conectores que se utilizaban para las tuberías, llamadas técnicamente juntas mecánicas tipo dresser, collarines de acero inoxidable o galvanizado... eran importados. "Teníamos en frente una gran oportunidad, así que compramos troqueladoras, guillotinas y otra maquinaria para fabricar las piezas. También abrimos una planta más grande en el sector industrial de Quito, en el norte de la capital", cuenta.

En octubre de 1999 nace oficialmente Indumever, con personería jurídica. La planta de producción y el área administrativa contaba con 12 empleados y producía unos 20 ítems.

Así lo recuerda Roberto Vergara hijo, actual gerente de Producción de Indumever. Él asegura que al fabricar productos para las tuberías de agua potable, la empresa ganó espacio en el mercado. "Hoy, los conectores de tuberías de agua representan el 80% de lo que se produce en la planta", asegura.

Los clientes de esta empresa destacan la calidad de los productos. Ángel Caibe, gerente general de Dismacon, distribuidora de productos para la construcción, asegura que Indumever fue la primera empresa en fabricar conectores para tuberías de agua potable. "Llevo 15 años trabajando con Indumever. Fue fácil dar con ellos pues no había otras empresas que fabricaran collarines o juntas mecánicas. Todo era importado", asegura.

Con este testimonio coinciden Mauricio Paredes, Rubén Enríquez y José Luis Pinos, tres contratistas que trabajan para la Empresa Metropolitana de Agua Potable (EMAP). Hoy la empresa ofrece 23 productos, en su mayoría para tuberías de agua potable. Sus principales mercados son Pichincha y Manabí, lo que les permitió en el 2012 alcanzar una facturación de USD 1,3 millones.


EL INSIGNIA

Hugo Guañuna, Departamento de Producción

Trabajo desde hace 25 años en esta empresa y vi su progreso casi desde sus inicios. Estoy en el Departamento de Producción y superviso que se cumpla el trabajo, su cumplimiento y la seguridad de los trabajadores. Al operar maquinaria mecánica industrial siempre tenemos que ser cuidadosos para evitar accidentes.

El ambiente laboral es amable; tenemos temporadas con más trabajo y debemos laborar horas extras, pero ese esfuerzo siempre es compensado. Los directivos, además de brindar una buena comunicación con todos los empleados, reconocen el trabajo que se realiza y acá se puede ver al gerente con un delantal de trabajo apoyando al equipo.

Otros proyectos

La planta. Indumever desarrolla sus actividades en el norte de Quito en un espacio de 2 500 metros cuadrados.

Nueva sede. Para octubre de este año tienen previsto mudarse a una planta con el doble de espacio.

Emprendedor. Roberto Vergara cedió la gerencia de la empresa a sus hijos, pero abrió una nueva fábrica.