placeholder
Diego Sánchez, gerente Comercial, de la empresa IceMan, junto  con el grupo de producción de alimentos congelados, muestra la línea de helados. Foto: Alfredo Lagla / LÍDERES

Diego Sánchez, gerente Comercial, de la empresa IceMan, junto con el grupo de producción de alimentos congelados, muestra la línea de helados. Foto: Alfredo Lagla / LÍDERES

La industria que mece el helado de paila IceMan

2 de agosto de 2017 16:13

La tradición del helado de paila gana espacio en la industria ecuatoriana de las manos de IceMan. Se trata de una empresa, que es parte del grupo Kypross S.A., y que se dedica a la producción y distribución de alimentos congelados.

Hace 20 años, IceMan nació como una empresa dedicada a la exportación de brócoli. Sin embargo, viendo la creciente necesidad de los hogares ecuatorianos, de disponer de alimentos que se preparen con rapidez, la compañía decidió expandir sus horizontes hacia el mundo de los congelados.

Según Diego Sánchez, gerente Comercial de la empresa, la misión de IceMan ha sido siempre innovar y diversificar su portafolio de productos. Por este motivo, después de un año de planificación, la compañía lanzó su primera línea de helados de paila fabricados de manera industrial.

Para Sánchez, la realización de este tipo de producto representa un sueño hecho realidad para la compañía, ya que se trata de una golosina que tiene una gran demanda en el país. Asimismo, explica que la intención de la empresa es mantener una tradición y hacer que el producto llegue a más hogares a escala nacional.

El primer desafío que IceMan enfrentó a la hora de elaborar los he lados, fue la mecanización del proceso de batido, que tradicionalmente se lo realizaba en forma manual.

No obstante, después de un tiempo de estudio, pruebas e investigación, se logró realizar el proceso de batido mecánico, de manera que el helado conserve el sabor natural a fruta y los valores nutricionales adecuados, creando un producto final que no contenga grasa y sea una fuente alta de energía, explica su gerente.

Después de ocho meses de su lanzamiento, la línea de helados de paila marca IceMan ya se exhibe en las perchas de los principales supermercados del país; ofreciendo los tradicionales sabores de: mora, naranjilla, guanábana y leche. Hoy en día, este producto se puede encontrar en su presentación de un litro, que tiene un costo de USD 4,89.

Este helado se oferta en el mercado como un producto totalmente natural y que puede consumirse de manera cotidiana; por este motivo, la empresa distribuye el helado, a través de su servicio de food-service, a escuelas y colegios para que los estudiantes disfruten de un postre tradicional.

Además, según Diego Sánchez, la importancia de la comercialización industrial del helado de paila es que el producto llegue a lugares del país donde antes no se tenía acceso, como la región costa y los lugares alejados de la sierra central, en general.

En la actualidad, la empresa ha logrado comercializar en supermercados y demás distribuidores varios productos congelados, especializándose en su línea de vegetales con productos como: arveja, maíz, coliflor, yuca,etc. De esta manera, la compañía consigue facturar mensualmente la cantidad de USD 720 000.

Además, IceMan entró al ámbito del food-service, abasteciendo a grandes cadenas de restaurantes con alimentos congelados, como papas fritas. La idea de la empresa es ofrecer al consumidor productos que conserven la frescura y nutrientes congelando los alimentos bajo el proceso de congelación rápida individual, IQF por sus siglas en inglés.