Fotos: Xavier Caivinagua / LÍDERES Yanni Dros, cliente de la tienda Néctar, compra infusiones orgánicas.
Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 16
No 0

La infusión de frutas y de hierbas cultiva clientes

Es simple. Si a una taza de agua caliente se agregan hojas, frutas, flores o hierbas aromáticas se obtiene una infusión aromática.

Esta bebida gana consumidores gracias a las mezclas de hierbaluisa, hierbabuena, frutilla, durazno, flor de azahar, kiwi... que se encuentran en tiendas gourmet, restaurantes y almacenes deportivos.

El consumo de estas infusiones crece en Ecuador, explica la nutricionista Susana Campoverde. La razón es que hay un enfoque hacia lo ancestral y sus beneficios . Estas hierbas y frutas, además de tener buen sabor, ayudan a paliar malestares como dolor de cabeza y cólicos, sin contar que son diuréticas.

Una de las firmas que elabora estas infusiones es Ferbola. El gerente de esta iniciativa azuaya, Fernando Moscoso, explica que hace un año lanzó este producto debido a su gusto por estas bebidas calientes. Este empresario ha notado la acogida de su marca porque se elabora con materia prima orgánica, que mejora el sabor de la infusión.

En el local Cikla, que comercializa bicicletas y accesorios deportivos, venden los productos Ferbola con éxito. Uno de los colaboradores de este local, en el sur de Cuenca, David Castro, explica que las infusiones son adquiridas por hombres y mujeres. La que más demanda tiene es la mezcla de piña y kiwi con hierbas.

Otra marca es Néctar de la Delicia, que se comercializa en restaurantes del centro de la ciudad. Estas infusiones son elaboradas por Margarita Cardoso, quien en una huerta personal cultiva toronjil, lavanda, hierbaluisa... Desde hace más de un año empezó con las infusiones.

En la tienda orgánica Néctar, en Cuenca, se comercializan los productos de Cardoso. Allí los clientes son tanto ecuatorianos como extranjeros.

Una consumidora, Marta Astudillo, explica que es imposible ignorar estos paquetes de mezclas porque son coloridos y tienen frutas en rebanadas deshidratadas. "Además, su sabor es delicioso".

Por esa popularidad, algunos microempresarios identificaron una oportunidad en el mercado y optaron por deshidratar esta materia prima y comercializarla. Aún es un mercado pequeño, pero cada día gana adeptos, asegura el consultor Daniel Méndez.

Una observación de este consultor es que los actores en este mercado cultivan o trabajan con materia prima orgánica. Esto, no porque sea un requerimiento, sino porque el consumidor de infusiones se preocupa por su salud. Es un consumidor más exigente, que demanda productos sanos, sin pesticidas, explica Méndez.

Con esto coincide la nutricionista, Susana Campoverde, quien ha identificado que sus pacientes son más exigentes con lo que comen y por eso solicitan más productos orgánicos.

En el local T&Cups ofrecen infusiones de hierbas y frutas que son acompañadas con postres, cupcakes, macarons... Su propietaria, Doris Correa, explica que quienes más solicitan estas bebidas son mujeres entre 20 y 50 años, mientras los hombres piden más café.

En T&Cups los sabores de infusiones son jengibre, menta, chocolate, mojito de moras, entre otros sabores exóticos. Correa importa estas hierbas de India, China y EE.UU. Esta azuaya ha identificado un consumidor más exigente que busca productos de calidad.

No importa si son nacionales o importadas, las infusiones ganan adeptos.

Cristina Mora también consume con frecuencia estas infusiones. Cuenta que antes de encontrar las infusiones en el mercado aprendió a prepararlas. En un litro de agua cocinaba una raíz de jengibre, un cuarto de manzana y hojas de hierbabuena. Así lograba una bebida desintoxicante y diurética. Sin embargo, dice Mora, ahora con la oferta es más fácil comprar los paquetes porque ya vienen con las frutas y hierbas, incluso algunos son endulzados con stevia (una planta natural). "Es positivo que la evolución de los mercados esté enfocada a productos más sanos".

LA CIFRA:
USD 1 en promedio cuestan 100 gramos de hierbas y frutas deshidratadas.


LA ESPECIALISTA
Cristina Vázquez / Nutricionista y catedrática

'Apuesa de pequeñas empreas'

La infusiones de hojas, flores y frutas no son nuevas. Estas vienen desde siglos atrás y eran consumidas para rituales de desintoxicación. Estas bebidas siguen teniendo propiedades curativas y los consumidores optan por alimentarse mejor.

Hace unos años era común ver a las mujeres tomar bebidas azucaradas, pero hoy optan por las infusiones para acompañar sus postres. Tomando esta bebida benefician a su sistema digestivo, purifican la sangre, eliminan toxinas, balancean sus hormonas...

Al ser una mezcla de frutas, raíces, hierbas, semillas y especias, tienen propiedades como vitaminas, minerales y otros nutrientes para mejorar la ­calidad de vida.

Es interesante ver como cada vez hay más personas enfocadas en mejorar la salud y en consumir alimentos saludables, pero también sabrosos. Las infusiones calzan en esa descripción porque la mezcla de ingredientes es agradable al paladar.

Por lo que he visto, son pequeñas empresas las que apuestan por elaborar este producto que se considera especializado. Es decir, en supermercados comercializan las fundas de hierbas aromáticas que tienen mayor acogida y son más conocidas. Mientras que las infusiones de frutas, hierbas y flores son para consumidores más exigentes, que buscan sabores nuevos.

Algunos emprendimientos elaboran estas mezclas con productos orgánicos, para que tenga un mejor sabor y sea saludable. Esta tendencia direccionada a lo orgánico es positiva, porque al no usar pesticidas, su consumo no tiene ningún efecto nocivo.

Aunque cultivar de esta forma es más costoso, porque hay que elaborar abonos orgánicos y una suerte de pesticidas naturales, vale la pena que más empresas se sumen a esta práctica.

Las infusiones solo requieren imaginación. Se pueden mezclar frutas como moras, frambuesas, papayas, melocotón, maracuyá, uvillas... También hierbas como hierbaluisa, hierbabuena, toronjil, cedrón... A las mezclas de estos ingredientes se puede agregar anís estrellado, canela, pimienta dulce, clavo de olor, etc., que dará buen sabor y también tienen propiedades para calmar los nervios, conciliar el sueño. Incluso tienen propiedades antisépticas, expectorantes y antiinflamatorias.

Es importante cuidar la salud y conocer las propiedades nutricionales de cada alimento. Hoy la expectativa de vida ha crecido y las personas se acoplan a un entorno que impulsa a hacer ejercicio y a alimentarse mejor.

En esta rutina calza la inclusión de infusiones, como un hábito para vivir mejor. Además de disfrutar de sabores exóticos como el jengibre, frutas, hierbas mentoladas y las especias, es una terapia para el bienestar.