placeholder

INGRESOS Y GASTOS

El memo de la semana

El Ministerio de Finanzas definió en USD 31 768 millones, el Presupuesto para este año, de manera preliminar. Esa cifra representa un incremento del 21%, en comparación con lo previsto el año pasado (USD 26 109 millones). Esta cantidad implica que el Gobierno deberá acceder a suficientes fuentes de financiamiento, que le permitan mantener el ritmo del gasto público al que ha estado acostumbrado.

Al igual que en los últimos 6 años, las tres principales fuentes de recursos provendrán de la gestión que realice el Servicio de Rentas Internas, de las divisas que genere la comercialización externa del petróleo y del agresivo endeudamiento con China. Por ahora no se mira con claridad, si los tímidos anuncios del Régimen apunten a una efectiva salida al mercado internacional de capitales, a través de la emisión de bonos.

En cuanto a los egresos, la mayor parte de la torta se lleva los salarios de los burócratas, los subsidios y la obra estatal. Consecuentemente, el sector público una vez más se mantiene como el principal actor económico. La participación del sector privado, o la inversión extranjera directa pasan a un segundo plano.

Ahora, si bien no hay turbulencias económicas en el corto plazo, las condiciones se mantienen estables, pero con una tendencia a que los precios del petróleo no sigan al alza. Desde esa perspectiva, es oportuno revisar la agenda oficial para el segundo semestre, en donde la prioridad sea la disciplina en el manejo del gasto.

Tags