placeholder
El jefe de la unidad de Amérlica Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Melguizo, presentó el informe Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2016. Foto: EFE

El jefe de la unidad de Amérlica Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Melguizo, presentó el informe Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2016. Foto: EFE

Ingresos tributarios aumentan ligeramente en América Latina

16 de marzo de 2016 16:54

Los ingresos fiscales aumentaron en América Latina y alcanzaron al 21,7% del PIB en 2014, pero el porcentaje aún es muy bajo respecto a los países más desarrollados, alertó  la Organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE).

La recaudación fiscal de 2014 representa un leve incremento frente a la tasa registrada el año previo, de un 21,5%, consolidando un ascenso gradual de los ingresos tributarios promedios de la región desde 1990, con la sola excepción de 2009, cuando las arcas fiscales regionales resintieron los efectos de la crisis financiera global.

A pesar del incremento, “el promedio del 21,7% en la región se sitúa aún muy por debajo de la media de los países de la OCDE, que alcanza al 34,4%”, señala el Informe de estadísticas tributarias de América Latina 2016 del organismo, lanzado el miércoles 16 de marzo del 2016 en Santiago.

La región “tiene más impuestos que los que tenía antes, pero todavía está muy lejos de los países con mayores recursos”, explicó a la AFP Angel Melguizo, jefe de la unidad para América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la OCDE, al exponer en un seminario regional de política fiscal en la sede de la Cepal en la capital chilena.

La principal diferencia radica en la recaudación impositiva a las personas naturales. “Vemos una distancia muy grande respecto a las recaudaciones de impuesto de las personas naturales. América Latina solo recauda apenas 2 puntos del PIB versus los 9 en que los hace la OCDE”, detalló el economista.

Dentro de de la región, la brecha entre países también es grande. Mientras alguno como Guatemala recauda un 12,6%, Argentina y Brasil lo hacen en 32,2% y 33,4%, respectivamente.

Más impuesto a las personas

En las últimas dos décadas América Latina ha hecho esfuerzos por aumentar la recaudación tributaria por medio del IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) y la renta, pero persiste un “alto nivel de informalidad”, junto a “bases imponibles relativamente bajas”, alerta la OCDE.

Para aumentar su recaudación, la región debería ampliar su base impositiva y adoptar medidas de modernización de la administración y política tributaria para favorecer la movilización de recursos internos a medida que el PIB per cápita crece, recomienda la OCDE.

“Puesto a elegir un primer impuesto (a aumentar), claramente hay que reforzar el impuesto a las personas en América Latina, pero hay que reforzar además mejorando cómo se gastan esos impuestos”, afirmó Melguizo.

“Si la clase media ve que paga más impuestos por vía del impuesto a la renta o el IVA, y recibe mejores servicios públicos, mejor educación, mejor transporte o provisión de energía, va a pensar que la política fiscal es política de desarrollo y no solo impuestos”, explicó.

Debe atacarse también la evasión fiscal junto con implementar reformas tributarios graduales.
“Aumentar los impuestos siempre es difícil; en momento de desaceleración económica es todavía más. Por eso hay que hacerlo de manera gradual”, agregó Melguizo.

El año pasado, y pese a la desaceleración de la economía regional, América Latina logró en promedio mejorar su presión tributaria 0,2 puntos porcentuales de su PIB, principalmente por la optimización de la recaudación del impuesto a la renta, de acuerdo a la Cepal.

Pero la evasión “todavía constituye uno de los principales puntos débiles de los sistemas tributarios”, dijo de su lado Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), un organismo técnico de las Naciones Unidas.

El incumplimiento tributario asciende a un monto equivalente a 2,2 puntos del PIB de América Latina en el caso del IVA y 4,1 puntos del PIB en el caso del impuesto a la renta, lo que suma un total de USD 320 000 millones en 2014.