Produbanco en este año buscará potenciar su aplicación ‘be’, una plataforma que permite abrir cuentas bancarias a través de su aplicación y también realizar transacciones. Foto: Julio Estrella / LÌDERES

Produbanco en este año buscará potenciar su aplicación ‘be’, una plataforma que permite abrir cuentas bancarias a través de su aplicación y también realizar transacciones. Foto: Julio Estrella / LÌDERES

Sebastián Angulo
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

La innovación está en la agenda de la banca ecuatoriana

10 de enero de 2017 12:55

Atravesar por las turbulencias que deja una recesión económica, pero sin descuidar la innovación. Así mira la banca al 2017, un año de retos -marcado por la agenda electoral- y en el que el sector buscará consolidar proyectos para ser parte de las nuevas tendencias de la banca y el sector financiero global.

A noviembre del año pasado, los depósitos de la banca sumaron USD 25 439 millones; comparado con el mismo mes del 2015 este rubro se incrementó en 14%.
No obstante, los créditos no crecieron al mismo ritmo. Al cierre del mismo mes del año pasado, la cartera bruta se ubicó en USD 19 659, un 3% más comparado con noviembre del 2015.

Julio José Prado, director de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), sostiene que el primer semestre de este año será menos dinámico debido a la incertidumbre de las elecciones presidenciales y de asambleístas y esto provocará que el apetito por crédito e inversiones se reduzca en el país.

El 2017, dice Prado, también estará marcado por las políticas económicas que deberá tomar el nuevo gobierno. Ante ese escenario, el titular de Asobanca prevé que el 2017 no será un año de crecimiento, sin embargo, “no será tan malo” como el año pasado en el que la economía se contrajo.

Banco Pichincha mira con cautela el 2017, pero con cierto optimismo. Santiago Bayas, vicepresidente ejecutivo de Finanzas y Riesgos de la entidad, a través de correo electrónico, señala que se espera que la actividad económica del Ecuador mejore a pesar de los factores mencionados anteriormente.

Para Banco Pichincha, dice Bayas, el crecimiento de depósitos fue de 15% el año pasado. Para el 2017 se proyecta un crecimiento menos dinámico en captaciones –alrededor de 4%- y una tendencia prudente en la colocación de cartera que asegure la liquidez necesaria para la operación financiera de sus depositantes.

En la misma línea se proyecta el Banco Guayaquil. Ángelo Caputi, presidente Ejecutivo de la entidad, sostiene que si el año pasado el crédito creció entre 3% y 4%, para el 2017 despunte en niveles del 7% u 8% de crecimiento. En el caso de depósitos, Caputi espera que el crecimiento bordee el 10%.

El titular de Asobanca resume en tres puntales los retos y objetivos de este sector para el 2017: competitividad, innovación y sostenibilidad bancaria. En términos concretos, buscar que la banca sea más eficiente, explorar el campo de las ‘fintech’ (tecnología financiera) y potenciar y motivar productos que hacen énfasis en la sostenibilidad, como créditos verdes, por ejemplo.

Uno de los mecanismos con los que la Asobanca buscará impulsar sus tres objetivos para el 2017 es la creación de un ‘clúster’ (grupo de empresas o firmas que trabajan en un mismo sector) de los servicios financieros del país, que se presentará oficialmente en las próximas semanas.

El ‘clúster’, explica Prado, buscará agrupar a bancos, cooperativas, universidades y también entidades públicas . Además, dijo, la agrupación ya firmó una alianza con la Universidad de Harvard y Michael Porter y su cátedra Bishop William Lawrence de la escuela de negocios de esa casa de estudios estadounidense.

Esta alianza público-privada, sostiene el titular de Asobanca, pretende generar sinergia entre todos los actores financieros del país para definir estrategias.

“Creemos que hace falta que los bancos se junten mucho más con los profesores, los académicos, los estudiantes de las carreras de economía y negocios, para definir cuál es el perfil de estudiantes que se necesitan”, dice Prado.

En el caso de las ‘fintech’, la banca buscará trabajar y aliarse con ‘start ups’ que están desarrollando tecnología para mejorar sus servicios financieros.

Uno de los casos de las nuevas tecnologías aplicadas en la banca es PayPhone, un sistema de pago móvil desarrollado por emprendedores ecuatorianos que la utiliza Produbanco desde octubre del 2015. Esta aplicación está disponible para las tarjetas de crédito Visa y MasterCard y débito Visa.

Sebastián Quevedo, vicepresidente de Medios de Pago de Produbanco, a través de correo electrónico, señala que 4 200 usuarios ya usan la ‘app’ y más de 3 500 establecimientos comerciales están aceptan el sistema.

La solución de pagos Payphone se ideó en el 2014 y comenzó a funcionar desde principios del 2015. Carlos Ugalde, CEO de EcuaPayPhone, firma que desarrolló la aplicación, cuenta que su plataforma se ha expandido a países como Nicaragua y El Salvador.

Para este año, dice Ugalde, más bancos del país se sumarán a PayPhone. Además, otro de los objetivos de esta ‘start up’ es llegar a Perú, Colombia y África.

En el ámbito tecnológico también hay desafíos. Banco Pichincha, por ejemplo, señala que se enfocará en fortalecer los sistemas de seguridad para las transacciones en línea y de la banca celular. Además, automatización de transacciones bancarias rutinarias.

En el mismo campo, Banco Guayaquil lanzará en febrero un producto para empresas a través de medios electrónicos y también potenciará los canales de pago del programa ‘Banco del barrio’.