placeholder
Pascal Finette estuvo en Quito para hablar sobre emprendimiento e innovación social. Conoció proyectos locales en desarrollo. Foto: Cortesía Impaqto

Pascal Finette estuvo en Quito para hablar sobre emprendimiento e innovación social. Conoció proyectos locales en desarrollo. Foto: Cortesía Impaqto

Innovación para las pymes

7 de noviembre de 2016 12:46

Pascal Finette es un amante a la tecnología que ha estado inmerso en el mundo del Internet durante toda su vida profesional. Se especializa en crear sistemas innovadores para ‘start up’, pensando en que la tecnología no se quede en las grandes empresas y llegue a las medianas y pequeñas. Viaja por todo el mundo llevando estos conocimientos a nuevos emprendedores tecnológicos.

Finette lidera el laboratorio de emprendimientos en Singularity University, ubicada en Silicon Valley, EE.UU. Allí se genera conocimiento tecnológico para emprendedores que tengan como objetivo resolver problemas con impacto global. “La tecnología necesita de gente que la sostenga y la gente necesita adaptarse a ella”, asegura este ‘evangelizador’ de Singularity que estuvo en Quito para hablar con emprendedores.

En los dos últimos años -asegura- los recursos tecnológicos han permitido disminuir las distancias entre compañías pequeñas y grandes. “Con un buen manejo de la tecnología tú puedes hacer igual ruido publicitario, por ejemplo. Antes para tomas aéreas necesitabas un gran presupuesto ahora necesitas alquilar un drone por unas horas” .

Singularity University da un soporte tecnológico a ideas o emprendimientos innovadores con una visión social. “Buscamos personas que combinen su pasión por la tecnología, tengan un espíritu emprendedor y una escandalosa pasión por resolver los desafíos de la humanidad”, asegura Finette.

La institución a la que este estadounidense representa es conocida a escala global por ser una incubadora de ideas en campos tecnológicos de inteligencia artificial, biología sintética, computación, networking, nanotecnología o robótica. Los emprendedores de este laboratorio de innovación tienen que comprender como funciona el mundo, dice Finette.

Las lecciones más importantes para un emprendedor, según este talentoso ejecutivo, se basan en aprender de los errores, “no ser mediocre y buscar que lo que hagas tenga un significado”.
Los proyectos de emprendimiento de Singularity surgen de estudiantes con el objetivo de buscar una solución que aporte a la salud, combatir la pobreza, cuidar el ambiente, mejorar la educación, la energía, la seguridad, el espacio y los alimentos.

Finette ha sido mentor en más de 20 proyectos exitosos. Uno de ellos es Hackers/Founders, una red de aceleración para emprendedores que está presente en 46 países y tiene cerca de 200 000 miembros.

Este sistema ha permitido que proyectos encuentren inversionistas y puedan concretar su idea. Finette también disfruta practicando deporte y viajando a través de las culturas del mundo.

Mientras recorre el planeta busca empresas que estén listas para ser catapultadas a inversión y mayores mercados. En Quito tuvo tiempo para hablar con emprendedores locales que tienen proyectos de innovación social en camino.