placeholder
El Universal de México (GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La inseguridad frena la competitividad en las ciudades

Los problemas de inseguridad nacional, la falta de planeación regional y de fomento tecnológico, así como una insuficiente infraestructura, han estancado la competitividad de las ciudades mexicanas, aseguró la firma de consultoría Aregional.

Durante el acto de presentación del Índice de Competitividad Sistémica de las Ciudades Mexicanas del 2013, la directora de Desarrollo Regional y Competitividad de Aregional, Maritza Rosales, aseguró que la falta de una política de desarrollo nacional es la que ha generado grandes disparidades entre los distintos territorios del país. El estudio comprendió la evaluación competitiva de 99 ciudades de México, de las cuales 36 fueron catalogados con índice alto, 33 en la escala media y las restantes 30 reportaron los niveles más bajos.

Entre las ciudades con los menores índices de competitividad se ubicaron la Zona Metropolitana de Tehuantepec, Puebla; Comitán de Domínguez, Chiapas; Tuxtepec, Oaxaca; Zitácuaro, Michoacán; Zona Metropolitana de La Piedad-Pénjamo, Michoacán; Zona Metropolitana de Acayucan, Veracruz; Fresnillo, Zacatecas; Apatzingán, Michoacán; Zona Metropolitana de Tecomán, Colima; Tapachula, Chiapas, y la Zona Metropolitana de Minatitlán, Veracruz, principalmente.

Rosales explicó que estas ciudades se caracterizaron por tener como principal actividad económica el campo, comercio o industrias ligeras, y entre las desventajas que presentaron fue la falta de fomento tecnológico, la profesionalización de sus habitantes, la infraestructura en comunicaciones y la fuerza de demanda local, además de tener elevados grados de marginación e incidencia de la pobreza.

En contraparte, la zona metropolitana del Valle de México se ubicó como la ciudad más competitiva, seguida de la zona metropolitana de Monterrey; Los Cabos, Baja California Sur; las zonas metropolitana de Chihuahua, Querétaro y Cancún, Quintana Roo, principalmente.

Mientras tanto, el Gobierno destacó la construcción de un gasoducto que conectará cinco estados y se considera la obra de infraestructura para transporte de gas más importante en los últimos 40 años. La inversión en esta obra, a cargo de Pemex, superará los USD 1 000 millones. El ministro de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director de Pemex, Emilio Lozoya, encabezaron la ceremonia de arranque de este proyecto denominado 'Los Ramones', Fase II.