placeholder
Cuando se trata de tomar decisiones en el mundo laboral, las corazonadas de las mujeres juegan un papel fundamental, tanto como el intelecto. Foto: Ingimage

Cuando se trata de tomar decisiones en el mundo laboral, las corazonadas de las mujeres juegan un papel fundamental, tanto como el intelecto. Foto: Ingimage

La intuición femenina es clave en las empresas

1 de noviembre de 2017 13:25

Intuición, presentimiento o corazonada, no importa cómo se denomine. Esta habilidad ha acompañado a la evolución humana, desde que el hombre primitivo la usaba para detectar peligros ocultos y asegurar su supervivencia.

Hoy en día, este sentimiento -en la mayoría de casos vinculado a las mujeres- puede hacer la diferencia entre tomar una buena o mala decisión, tanto en el ámbito personal como laboral.

En el mundo empresarial y de negocios, algunas de las características de la intuición femenina contribuyen a manejar los procesos con mayor eficiencia. Por ejemplo, anticiparse a lo que ocurra en el mercado, permite a la empresa adelantarse a las requerimientos de sus clientes.

De igual forma, presentir algo sobre una persona o negociación, puede hacer que la decisión sea más reflexiva o espontánea, dependiendo del caso, para cerrar una negociación.

María Elena González, consultora de recursos humanos
, afirma que la intuición femenina es un componente que complementa las capacidades intelectuales de la mujer, así como las características de colegas masculinos. Esta dualidad contribuye a la toma de decisiones adecuadas en el trabajo, afirma la consultora.

González reconoce que las mujeres en el campo laboral tienen una capacidad para percibir lo que no es evidente, como pequeños detalles, conductas o comportamientos. En cambio, los hombres tienen una habilidad analítica y se guían por lo que ven.

Pero, ¿hay alguna base neurocientífica detrás de estos roles de género en el campo laboral?
Investigaciones de McMaster University, Universidad de Pensilvania y Cambridge evidencian que existen diferencias físicas entre el cerebro de un hombre y de una mujer. Por ejemplo, los cerebros responden de manera diferente al estrés y procesan los recuerdos emocionales de una manera diferente.

Por esta razón, aunque las capacidades y conocimientos de hombres y mujeres estén al mismo nivel, la forma de tomar decisiones siempre será diferente.

Muchos son los casos en los cuales la intuición ha jugado un papel importante a la hora de tomar decisiones, como lo cuenta la francesa Sophie Vergnoux, propietaria de la cafetería La Marelle, en Quito. Al quedarse a vivir en Ecuador, Vergnoux, junto con su esposo, decidió iniciar su negocio propio, apostando por la idea de un lugar de esparcimiento, tanto para adultos como para niños. Aunque en el país no existía todavía ese concepto consolidado, ella siguió su instinto y hoy en día su emprendimiento crece.

La intuición también ha estado presente en el ámbito laboral y personal de Daniella Andretta, Principal/OMD de Kornferry Ecuador, quien la califica como un valor agregado al perfil profesional. “Hay una cuota adicional de sensibilidad en la mujer, que influye en ciertos casos en la toma de decisiones”.

Sin embargo, esto no significa que las decisiones tomadas por los hombres sean incompletas o incorrectas, sino que tienen un mecanismo diferente de procesamiento.

Para Mónica Villagómez, asociada del estudio jurídico Noboa, Peña y Torres y expresidenta de la Bolsa de Valores de Quito, la intuición es parte de un conjunto de características fundamentales para la toma de decisiones, como los conocimientos, la experiencia y el aprendizaje permanente.

Gónzalez añade que existen puestos laborales que requieren una mayor intuición femenina, a pesar de que las carreras se ofertan tanto para hombres o mujeres, como el caso de la enfermería o parvularia, profesiones en un 90% ejercidas por mujeres, las cuales requieren “un sexto sentido” y antelación a las necesidades de las personas que tienen a cargo.

Y, ¿qué aporta el dejarse llevar por la intuición para decidir? Pues, simplemente bienestar. En un estudio publicado por el Foro Económico Mundial, los compradores de automóviles que confiaban en un análisis cuidadoso de toda la información disponible estaban contentos con sus compras aproximadamente el 25% del tiempo; mientras que los compradores que realizaban compras más rápidas e intuitivas, estaban contentos aproximadamente el 60% del tiempo.

Aunque la intuición es un rasgo atribuido en su mayoría a las mujeres; actualmente, es una cualidad que cualquier persona la puede cultivar y perfeccionar, en todos los ámbitos: identificando el lenguaje corporal y el tono de voz o, simplemente, escuchando a su voz interior.