placeholder
El iWatch destaca por ser una computadora en miniatura, dotada de una pantalla táctil y una corona para navegar por el dispositivo.

El iWatch destaca por ser una computadora en miniatura, dotada de una pantalla táctil y una corona para navegar por el dispositivo.

El Apple Watch ingresará a un mercado hostil para los relojes inteligentes

9 de marzo de 2015 12:24

El Apple Watch pudiera representar un negocio de USD 26 mil millones para 2018. La previsión es parte de un análisis de Deutsche Bank, publicado el pasado 5 de marzo.

No obstante, en el mismo informe se indica que el reloj inteligente de Apple permanecerá como un artículo de una categoría menor dentro de su abanico de productos, representando 10% o menos de las ventas y utilidades.

El fenómeno radica en el número de usuarios dispuestos a pagar por un dispositivo más pequeño que ofrece ligeras ventajas sobre un teléfono celular.

De hecho, según el artículo publicado en Elpais.com, ‘Nueva tarea de Apple: vender un reloj inteligente a un público indiferente’, se indica que posterior al lanzamiento del accesorio este 9 de marzo, el reto de la firma estadounidense será vender el Apple Watch a consumidores que actualmente no están entusiasmados con la idea de ‘lucir’ un computador.

Las cifras sostienen esa incertidumbre. En este momento el mercado ya está inundado de relojes inteligentes que funcionan con Android Wear, una versión del sistema Android de Google. En meses pasados Samsung, Motorola y LG presentaron sus respectivos modelos y las ventas estuvieron por debajo de las expectativas.

La consultora Canalys difundió un estudio en febrero donde sostiene que desde que aparecieron los primeros dispositivos con Android Wear, se han distribuido 720 000 relojes inteligentes. Cabe precisar que el hecho de que se hayan distribuido no es sinónimo de adquisición. El dato se considera irrisorio comparado con las ventas de smartphones, en 2014. Por citar un ejemplo, Samsung vendió cerca de 307 millones de unidades, mientras que Apple 191 millones.

En ese contexto, se prevé que la marca de la manzana pondrá en el mercado 7,5 millones de relojes. El precio de partida para un modelo básico, se especula, será de USD 350. Todavía es un misterio el valor de los diseños de gama alta, como el Apple Watch Edition fabricado en oro de 18 quilates. Los aficionados a los relojes calculan que costará, como mínimo,
USD 10 000.

El Apple Watch destaca por ser una computadora en miniatura, dotada de una pantalla táctil y una corona para navegar por el dispositivo. Los diseños están pensados para una gama de consumidores que va desde los deportistas hasta los coleccionistas de relojes de lujo.

El accesorio incluye un sensor de frecuencia cardiaca y otro de seguimiento del movimiento. También cuenta con un chip que permite hacer pagos sin necesidad de conexión por cable.

La batería se recarga por inducción. Se trata de un sistema a través del cual una corriente eléctrica crea un campo magnético, que a su vez produce la energía que alimenta el reloj.