Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 11
No 1

Jabones con eucalipto, lavanda, canela...

Mezclas de miel, cardamomo, jengibre, canela y chocolate se huelen en el taller Lupuna. No es una dulcería, sino una iniciativa que elabora jabones artesanales orgánicos.

En el 2011, María José Trujillo y Silvia Chiva Sánchez identificaron una oportunidad de mercado porque los jabones que veían en los locales comerciales se caracterizaban por las esencias artificiales y los colorantes. Por esa razón, estas cuencanas invirtieron USD 200 en la compra de moldes y plantas medicinales como eucalipto, lavanda, altamisa, canela, hierbaluisa, entre otras, para extraer los aceites y esencias.

Con glicerina e imaginación comenzaron a moldear jabones en forma de corazones, flores, figuras de buda, paletas y cualquier forma que pedían los clientes. Al inicio, la facturación era de USD 50 al mes; ahora subió a 200.

Las ferias ecológicas y los mercados artesanales son sus vitrinas para exponer los productos. Otra estrategia fue mezclar esencias como limón y té, chocolate con menta, leche y canela. Estas combinaciones no se realizan al azar, dice Sánchez, sino que son funcionales.

Por ejemplo, para exfoliar la piel se recomienda un jabón de café; para el rostro de avena, para los pies de piedra pómez… "Nuestros jabones son orgánicos, con esencias naturales, por lo que no producen excesiva espuma, sino que cumplen una función de limpieza, sin maltratar", señala Trujillo.

Carolina Salinas compró los productos en octubre pasado y se siente satisfecha. Además, destaca las fragancias y formas decorativas como frutas, animales...

Lo que más disfrutan de su trabajo es la exploración de nuevas hierbas, frutas y flores para crear productos como el jabón para perro con altamisa.

María del Carmen Montezuma conoció este año, los productos de Lupuna. Lo que más compra son los jabones de coco y maracuyá por su fragancia y porque no maltratan su piel.

La oferta

El mercado. Silvia Sánchez y María José Trujillo, desde hace un año, atienden compromisos sociales. Elaboran jabones en forma de bebés para baby showers, rosas para matrimonios...

La materia prima. El taller está lleno de tallos, flores y especias con las que estas emprendedoras elaboran sus creaciones.