placeholder
Jack Cator dejó de estudiar la universidad en 2009 para dedicarse completamente a su  empresa. Foto: Captura YouTube.

Jack Cator dejó de estudiar la universidad en 2009 para dedicarse completamente a su empresa. Foto: Captura YouTube.

Lucia Vasconez
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 65
No 14

Su empresa nació como una travesura escolar

18 de mayo de 2015 18:03

El joven Jack Cator formó su empresa sentado en un sillón de la casa de sus padres, y en casi 10 años se convirtió en uno de los principales proveedores de Red Privada Virtual, VPN (por sus siglas en inglés) con un negocio de USD 60 millones.

Cator, de 26 años, relató al diario británico 'The Guardian' que todo inició en 2005, cuando cursaba el bachillerato. La escuela donde asistía bloqueó el acceso a la Internet, por lo que él decidió hackear el sistema. Así nació el sitio web ‘Hide my Ass’ (HMA), que permitía mantener el anonimato al utilizar la IP de un ordenador distinto.

"Literalmente la creé en pocas horas y en una sola tarde (...) pensé que era una buena idea para ayudar a todos a desbloquear la censura. En el colegio no podíamos acceder a MySpace o a juegos en línea", señaló al diario británico.

El servidor de Cator creció de una manera acelerada, tanto que en su primer mes ya contaba con cientos de miles de usuarios y el primer año facturó USD 22 000. Después de 9 años, HMA se convirtió en uno de los mayores proveedores de VPN en el mundo y no necesitó de inversionistas, señaló el portal de la BBC.

La forma en que esta empresa gana dinero es haciendo 'marketing de afiliados' (affiliate marketing, en inglés). El mecanismo consiste en que HMA recibe una comisión de las páginas de Internet cada vez que los usuarios visitan sus sitios a través de la plataforma de Cator.

Recientemente, la plataforma fue vendida al desarrollador de software AVG por USD 60 millones, y Cator continúa en el cargo de director ejecutivo.