REDACCIÓN QUITO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 1

El jardín decorativo gana espacio en Quito

Los jardines decorativos son un detalle que gana espacio en todo tipo de construcción. Los amantes de la jardinería y quienes se preocupan por la apariencia de sus edificios suelen buscar los servicios de jardineros expertos para que decoren las fachadas con plantas ornamentales.

"Para cada arreglo no existe un espacio, modelo o materiales definidos", explica Marco Herrera, gerente de Uriarte Garden, cuyo vivero se encuentra ubicado en Pomasqui, al norte de Quito.

Según Herrera, en la capital existe un segmento que disfrutan de la jardinería y por eso acuden a su vivero a comprar desde rosas u orquídeas, hasta palmas, pencos y césped. "Pero no todos conocen qué tipo de planta se adapata a determinado clima o espacio. No es igual el clima en el centro, que en los valles".

Herrera se dedica a la jardinería desde hace 15 años. Ofrece sus servicios para casas, conjuntos residenciales, parques, restaurantes y edificios.

"Hay empresas grandes o centros comerciales que piden un jardín con una pileta al interior del edificio", cuenta Olga Lamiña, dueña de la microempresa Diseños y Flores, ubicada en Nayón.

En los espacios que más se construyen estos jardines son los conjuntos residenciales, las viviendas particulares de estrato social medio y alto, y en centros comerciales, restaurantes y edificios. Sus principales clientes son personas de estrato socioeconómico medio y alto.

Olga Lamiña, dueña de la microempresa Diseños y Flores, ubicada en Nayón, al oriente de Quito, señala que el número de viveros aumentó en los últimos 10 años. Solo en la Asociación de Viveros de Nayón existen registrados más de 25 de estos negocios.

Nancy Tituaña, dueña del vivero Diseño y Decoración, es una de las más conocidas decoradoras de jardines del sector y explica que la demanda jardines decorativos aumentó en su negocio un 60% en los últimos dos años.

El costo de cada jardín puede variar según el tamaño y el tipo de plantas que se utilice para construir el jardín. También requiere materiales como rocas de río, vasijas de barro, juncos y esculturas.

Por la venta de sus jardines decorativos, asegura Tituaña, puede facturar hasta USD 200 000 anuales. Sus principales clientes, asegura son personas de estrato social alto de urbanizaciones privadas como Rancho San Francisco, en Cumbayá. "Acabo de terminar allí un trabajo por USD 75 000".

Tiempo y costos

La temporada.  Mayo y abril son los meses en donde más se contrata jardineros para construir jardines decorativos, pero la temporada puede variar en función del clima.

Los costos.  Cada jardín decorativo, dependiendo del tamaño y materiales utilizados, puede costar desde USD 50, en adelante. El espacio mínimo requerido es de un metro cuadrado