Julio Estrella / Líderes
Sebastián Angulo. Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Javier Obando impone tendencia en el modelaje

A dónde va, siempre le acompaña su cámara Canon que le regalaron sus padres. Javier Obando, un quiteño de 30 años de edad, redescubrió su gusto por la fotografía hace siete años.

Ahora, el destello del flash y "disparar" se convirtieron en su pasión y en su espacio para descubrir retratos cotidianos de personas que transitan por la calle, y también, en su agencia de modelos.

Pero no es una agencia de modelos común. Se trata de Crudo, una firma que se ha ganado su nombre en el mundo de la publicidad y la moda en Buenos Aires (Argentina), gracias a su concepto: "100% fresco, nada artificial".

Crudo, más allá de proponer belleza en sus modelos, oferta 'actitud'. Para ello, su portafolio no solo cuenta con profesionales de la pasarela o estudios fotográficos, sino también con "gente normal" -que con su estilo y apariencia- comunican algo; esa imagen deseada que una marca busca transmitir a su target.

Gracias a ello, compañías como Levis, Ford, Converse (Corea del Sur), PlayStation (Inglaterra), entre otros, eligieron a Crudo para sus campañas publicitarias.

Obando creó la agencia en el 2010 junto a su socia Flora Grzetic de Río Gallegos (sur de Argentina). Pero la idea nació hace seis años, con el blog denominado 'On The Corner' (OTC).

En esa época, Obando y Grzetic terminaban sus estudios de Publicidad en la Universidad de Palermo y les llamó la atención el 'look' del bonaerense, del porteño que camina por las arterias, avenidas y plazas de la ciudad.

Quisieron buscar los retratos más llamativos de hombres y mujeres de la urbe; su edad y ocupación no importaban. Así, tras varias horas de recorrer las calles en bicicleta y con cámara en mano, reunieron imágenes de 'personas con actitud'.

En principio, con el mero ánimo de mostrar el interesante material fotográfico que habían conseguido, nació OTC en el 2007. Rápidamente el sitio alcanzó un promedio de 700 visitas diarias.

De a poco, el blog ganó popularidad en otras latitudes. Por ejemplo, una revista de moda surcoreana les contactó para publicar sus fotografías. También publicaciones como Vogue de Francia, Petra de Alemania, The Rolling Stones de Argentina, The New York Times, Nylon Guys de EE.UU., entre otras, realizaron reportajes sobre OTC.

El portal comenzó a recibir propuestas de marcas que mostraban interés por personas que miraron en el sitio. Obando y Grzetic contactaron a los "modelos" requeridos por las firmas y así fue como nació Crudo.

El nombre se les ocurrió mientras almorzaban y miraron una pierna de jamón colgada en el restaurante. "Pongámosle Crudo", sugirió Grzetic. A los dos les gustó la idea porque encerraba su concepto: natural y actitud.

Con una inversión aproximada de unos USD 5 000 la agencia de modelos cosechó la popularidad de OTC y ahora se ha convertido en un referente en el mundo publicitario, de la moda y la fotografía en Argentina. El año pasado facturó más de 1 millón de pesos (unos USD 230 000).

Grzetic define a "Javi" (así lo llaman en su círculo social) como un "líder, inteligente, emprendedor y asertivo". Más allá del ámbito laboral, su socia asegura que es su amigo, una persona "divertida y espontánea".

Una de las anécdotas que recuerdan en su tarea de fotografiar gente en la calle ocurrió en el barrio de San Telmo. Mientras esperaban que aparezca una persona para tomarle una foto bebían cervezas y comían algo de picar en un bar. De repente, vieron un chico caminando en sandalias, short y tirantes, sin camiseta. "Salimos y corrimos para alcanzarlo y fotografiarlo, y atrás nuestro salió corriendo el mozo, asustado de que nos vayamos sin pagar. Obviamente volvimos después de hacer la foto y pagamos todo", cuenta Grzetic.

Pero la historia de Obando y su afición por retratar personas se remonta a 1999, cuando tenía 16 años.

Aunque era aficionado al cine, la cámara fotográfica que le regaló su padre -Guido Obando- le motivó a tomar un curso en el Centro de la Imagen de la Alianza Francesa (CIAF). Desde que tomó las clases descubrió que le gustaba tomar fotografías de personas.

Obando recuerda sus primeras fotos de las salidas de campo al Valle del Chota (provincia de Imbabura). Hasta ahora conserva algunas imágenes y rollos sin revelar de esas excursiones.

Marcelo Bahamonde, director del CIAF, señala que recibir noticias de que algún exestudiante triunfa en el mundo de la fotografía es satisfactorio y siempre lo comentan entre sus alumnos para motivarlos en su clases.

Bahamonde explica que en el curso básico siempre realizan recorridos en búsqueda de rostros, de descubrir los rasgos de las personas y su actitud. Gracias a ello, algunos estudiantes deciden incursionar en la fotografía artística.

Pero a la hora de decidir su carrera universitaria, Obando no se decidió por la fotografía ni el cine. Luego de obtener su bachillerato en el Colegio San Gabriel (2001), viajó a Argentina para estudiar Publicidad en la Universidad de Palermo.

Pablo Morales fue compañero de colegio de Obando y desde esa época son amigos; ahora es propietario de un estudio jurídico en Quito. Él lo recuerda como alguien vanguardista, que siempre estaba a la moda. "El fue uno de los primeros en jugar con diábolo en el colegio (juguete de malabaristas), lo mismo ocurría con su ropa y zapatos".

Morales cuenta que hasta ahora se mantiene en contacto con Obando y entre sus compañeros del colegio comentan el éxito que su excompañero y amigo logró en Argentina.

Ahora "Javi" busca también posicionar sus proyectos independientes. Los retratos y la fotografía experimental se mantienen en su mente; también espera realizar proyectos en Ecuador.

Disfruta ver filmes de Wes Anderson, Wong Kar-Wai, Alex de la Iglesia, Godart... En cuanto a música escucha de todo: desde cumbia colombiana, rock argentino, hasta bandas como Gorillaz o los franceses Daft Punk.