Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 3

El Jiu Jitsu brasileño tiene a su representante

La pasión por las artes marciales mixtas llevó a Publio Vásquez en enero del 2008 a Río de Janeiro, en donde conoció a Fabricio Marllos, un maestro de Brazilian Jiu Jitsu. Allí, Vásquez convenció a Marllos a venir al Ecuador para dictar un seminario y abrir una cadena de academias con el nombre de pila del luchador carioca: ‘Predador’.

Pocos meses después, en octubre del 2008 se abrieron las puertas de la Academia Team Predador en Guayaquil. Sus especialidades son los deportes de contacto como el jiu jitsu brasileño, el kick boxing, el muay thai y las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés).

“Marllos vino a dictar un seminario. Fui a Brasil y le dije que buscábamos un profesor para abrir una academia, pues solo quienes tienen un cinturón negro pueden ser entrenadores. Lo invitamos -cuenta Vásquez- a que diera una clase demostrativa, ahora viene dos veces al año y se queda cerca de cuatro meses”.

La primera academia abrió en el sector de La Garzota, en Guayaquil, con una inversión cerca a los USD 40 000 producto de sus ahorros. Ese monto lo utilizaron en la adecuación del local, colchonetas de entrenamiento, sacos para golpear, equipos de pesas... y para la contratación de un especialista en marketing que trabajó en el diseño de su marca.

La respuesta fue inmediata y tuvieron muy buena acogida; por eso, al año siguiente abrieron un segundo centro de entrenamiento en Samborondón.

Dos años más tarde abrieron su tercera academia en el sector de Los Ceibos, también en Guayaquil. La adecuación de ambos locales requirió de una inversión aproximada de USD 150 000.

Paralelamente a que Team Predador abriera su primer local en Guayaquil, dos alumnos de la academia decidieron con Vásquez abrir un centro de entrenamiento en Quito. Marllos y dos amigos de Vásquez, los primos Francisco y Fernando Guerra, destinaron USD 40 000 para la adecuación de su gimnasio en el sector de El Labrador, en el norte de la capital.

“Antes teníamos un gimnasio de muay tai y kick boxing, pero en el 2009 nos asociamos con Team Predador y abrimos una sucursal en Quito”, cuenta Fernando Guerra. “El entrenamiento de este deporte es fuerte, exige mucha actividad física, una buena preparación y dedicación”, añade.

Actualmente, Team Predador cuenta con más de 700 alumnos en el país y en el 2011 facturó cerca de USD 300 000. Según Vásquez este año cerrará con una facturación que bordea los USD 450 000 y hace dos semanas abrieron una academia en Río de Janeiro, Brasil.

Alejandro Gómez, de 24 años, entrena en esta academia desde hace cuatro y en el 2010 fue el campeón de la Copa Pride de Brazilian Jiu Jitsu en la categoría de 75 kilos. “Cuatro años después puedo ver los cambios en mi estado físico y en mi fuerza. El entrenamiento de este deporte es bastante funcional pues incluye entrenamiento con pesas”, dice.

Emilio Andrade, 25 años, también entrena en Team Predador y concuerda con Gómez en que el entrenamiento de artes marciales mixtas ayuda mucho a un luchador para tener nervios firmes y templanza. “Comencé a entrenar en el 2010, ese año participe en el Copa Aliance y quedé en tercer lugar”, cuenta.

Marllos vive en Río de Janeiro y por ello Vásquez viaja con frecuencia a Brasil para entrenar con él. Hace dos semanas inauguraron una quinta academia de Team Predador en el gimnasio de uno de los condominios de esa ciudad.

Negocios

  • El negocio Las proyecciones.  Publio Vásquez tiene previsto abrir dos centros de entrenamiento adicionales fuera de Quito, uno de ellos en el sector de Cumbayá.
  • Las adecuaciones. Cada academia cuenta con un gimnasio y un ring de lucha que usan sus practicantes.