placeholder
Johhannes Ritz, director de Courage Group para América Latina habla sobre las tareas de las compañías familiares en medio de una crisis económica. Diego Pallero / LÍDERES

Johhannes Ritz, director de Courage Group para América Latina habla sobre las tareas de las compañías familiares en medio de una crisis económica. Diego Pallero / LÍDERES

Pedro Maldonado
Editor del Semanario LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 0

Johhannes Ritz: ‘La crisis une a la empresa familiar’

15 de mayo de 2016 11:31

Entrevista a Johhannes Ritz, director de Courage Group para América Latina. 

¿Cómo afronta una crisis una empresa familiar?

La empresa familiar siempre tiene el problema o la complejidad de que la familia crece. En Ecuador hay familias muy grandes de varios hermanos con tres o más hijos y eso hace que la complejidad sea grande. Entonces, el primer reto es coordinar con toda la familia para ponerse de acuerdo sobre lo que se quiere hacer con la empresa. Eso a veces es un tema que no es fácil y esto se agrava en un momento de crisis porque normalmente si la familia crece y la empresa crece, normalmente no hay problemas ni conflictos y las cosas marchan bien. Pero en el momento en que las cosas se complican con una crisis, la empresa tiene menos ingresos y eso perjudica al negocio. Allí surgen los problemas por el lado de la familia porque se culpan entre los miembros y empiezan conflictos.

¿Qué hacer para superar los conflictos y evitar que eso afecte a la empresa?

La recomendación es tener claro que los conflictos surgen por la situación económica, por la dinámica de la economía en un momento determinado. Si la familia está consciente de que existe un momento económico difícil es más fácil tranquilizarse y evitar la pelea. Suele pasar que la familia se puede unir más para trabajar en favor del negocio.

¿Esta situación es la misma para cualquier empresa familiar a escala global?

Claro, enfrentan los mismos problemas independiente de donde se ubiquen.

¿Cómo hacer que la empresa crezca en momentos de crisis?

Allí se encuentran tres claves: innovación, alianzas estratégicas e internacionalización. Son tres herramientas que deben tener en cuenta las compañías. En innovación el mensaje es que para innovar no siempre es necesario invertir mucho dinero; se puede innovar el modelo de negocios, en replicar algo que ya existe. Nosotros manejamos un modelo que empieza con la palabra ‘re’. Esto es rehacer, rediseñar, reiniciar... Hoy el capital es escaso y buscamos compartir el mensaje de que se puede innovar con bajo capital.

¿Que tan abiertas son las empresas familiares ante estas sugerencias o consejos?

Una cosa es no querer compartir mucha información y otra es absorber información. Hemos visto que las empresas están interesadas en comprender y aprender más herramientas. Lamentablemente la mayoría de empresarios no se ha formado en este tema, eso no se enseña en las universidades, además hay escasa oferta de capacitación en este sentido. Esto es necesario porque en Ecuador el 90% de las empresas son familiares.

En el país se habla en los últimos años sobre el gobierno corporativo como una manera para que la empresa familiar mejore su giro de negocios.

El gobierno corporativo es un tema importante, pero hay que aclarar que esta herramienta integra directores externos y eso es distinto a la estructura de la empresa familiar tradicional. Es bueno adoptarlo, pero más importante es el proceso. Vemos a veces que los empresarios adoptan un proceso para formar el gobierno corporativo en su compañía, pero eso a veces queda en el cajón del escritorio. Lo importante es poner énfasis en el proceso, coordinar con la familia y tener una visión de largo plazo. Hacer un protocolo en papel es fácil, pero hay que vivir ese documento, llevarlo a la práctica. No bastan las estructuras si no hay una decisión en común en la familia.

¿Qué más pueden hacer las empresas familiares en tiempos de crisis?

Otro punto es el de las alianzas estratégicas. Para crecer muchas veces no se cuenta con el capital suficiente y puede funcionar el trabajo en conjunto con otras empresas familiares que comparten los mismos valores. Esto se puede aplicar en las zonas afectadas por el terremoto, por ejemplo. Aliarse siempre es una opción interesante. Y otro tema es la internacionalización, aunque no aplica para todas las compañías. La internacionalización se complementa con la diversificación. Para todo esto hay que ser inteligente y minimizar el riesgo.

Los empresarios deben ser inteligentes, cautelosos...

Primero, la familia debe estar unida, no pelearse en medio de la crisis. Luego, buscar estrategias inteligentes y ver cómo mantenerse y cómo crecer. Allí entra la innovación para adaptar el modelo de negocio. También vemos que si se quiere subsistir a largo plazo es necesario diversificar y no solo quedarse con el negocio inicial porque tarde o temprano llegará a un tope de crecimiento. En algún momento toca salir, buscar nuevos caminos, nuevos mercados, nuevas tecnologías. Esto hay que hacerlo de manera inteligente, no alejarse mucho de lo que ya hace la empresa.

¿Hay que conocer los límites y tratar de expandirlos con buen criterio?

En este punto tiene un rol fundamental la próxima generación de la familia. Saber incluir a los más jóvenes es el gran reto. Esto implica motivarles y allí el emprendimiento es una herramienta fantástica. Hemos visto que los chicos de la nueva generación de una familia emprenden algo relacionado con la empresa matriz y no necesariamente entran en el día uno como jefe de la empresa; esto es bueno porque un error al arrancar puede ser muy costoso. Lo ideal es que luego de formarse ellos pueden emprender y aprender sobre negocios, y así apoyar a la empresa familiar. Esa es una manera inteligente de pasar el relevo en la compañía.

A esta coyuntura de la contracción y el terremoto se suman nuevas leyes. ¿Qué impacto puede haber?

Percibimos que todo el mundo está preocupado y hay una suerte de parálisis en las inversiones. A eso se suma las elecciones del 2017 y eso genera incertidumbre. Pero hay que ver que los empresarios de Ecuador saben cómo manejar esto desde hace décadas. Hay que recordar lo que se hizo antes y ser adaptable al cambio. Y con las nuevas leyes el impacto aún está por verse.

Hoja de vida

Principales cargos
. Docente de empresas familiares e investigador en el Munich Business School. Es docente de la Universidad Internacional del Ecuador.Trabajó en proyectos de internacionalización e innovación para empresas como AUDI, Daimler y Sothys.

Su formación. Tiene maestrías en Marketing Internacional e Innovación y Emprendimiento de Florida International University y Munich Business School. Cursa un PhD en Economía aplicada en la Univ. de Amberes (Bélgica).

En Quito.  Participó en la segunda cumbre de empresas familiares, organizada por la Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Alemana con la Universidad de Munich Business School, Semiteg y Courage.