placeholder

Jorge Albán: ‘Más desarrollo con dos megaobras’

Para el alcalde (e) de Quito, Jorge Albán, los municipios cuentan aún con mecanismos limitados para gestionar su obras; sin embargo, dice, existen estrategias como la inversión pública estatal y la colaboración con la empresa privada, que permiten la ejecución de grandes obras como el nuevo aeropuerto y el metro de Quito.

“Tal vez eso cambie con el tiempo, pero la realidad es que los municipios no cuentan con las herramientas necesarias para gestionar y no tienen participación en el comercio exterior. Tampoco manejan en su totalidad el sector tributario, sino solo una pare muy pequeña”, dijo el Alcalde (e).

Como resultado de esta estrategia de financiamiento, explica Albán, la Alcaldía de Quito ha conseguido los fondos para la ejecución de dos grandes obras: la construcción del nuevo aeropuerto y el proyecto del Metro de Quito.

El nuevo aeropuerto tendrá 400 metros menos de altitud que el actual (Mariscal Sucre, a 2 800 metros), que permitirá reducir las dificultades del aterrizaje de aviones.

Adicionalmente, el espacio destinado al nuevo aeropuerto permitirá un incremento en la entrada y salida de pasajeros de un 15% y aumentará un 27% las exportaciones.

En cuanto al metro, Albán aseguró que no será una línea más de transporte, sino un elemento que articule el sistema de transporte público. “Si, el costo del proyecto es alto y los primeros años no se recuperará más allá de los costos de operación. Pero mejorará la movilidad en Quito. Aquí se gasta al año en carros, lo mismo que cuesta construir el Metro”, comentó el Alcalde (e). El costo de esta obra asciende a USD 1 500 millones.

Precisamente la semana anterior, el Banco Europeo de Inversiones anunció el financiamiento de USD 250 millones para la obra. Y, la CAF, comprometió 250 millones.

William Tapia, estudiante de Ingeniería Civil de la Espe, considera que el proyecto del Metro es viable para la ciudad. “Esto va a ayudar mucho al tráfico y a la inversión. Se debe pensar en nuevas formas de desconcentrar el transporte privado y mejorar el transporte público”, comentó en el Foro.

Asimismo, para el sociólogo Guido Zambrano, ambos proyectos de infraestructura van a crear un nuevo reordenamiento de la capital y van resolver uno de los problemas más críticos que tiene Quito: el embotellamiento del tránsito. “Se puede crear un nuevo concepto de transporte en la ciudad”.

Mercedes Ron, de la Corporación de Mujeres Ecuatorianas Amigas de China, quien también asistió al evento, considera que “si estos proyectos solucionan el problema del tránsito, Quito podrá ser el ejemplo de otras ciudades”.