Foto: Mario Faustos / Líderes Jahaira Rivas es la propietaria de Joyitas a mano. Las joyas son de piedras semipreciosas, oro y plata.
redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Las 'joyitas' que confecciona se las llevan clientes extranjeros

En un pequeño taller en donde las piedras semipreciosas se las puede encontrar por todas partes, Jahaira Rivas confecciona sus joyas artesanales.

Los hilos, broches y piezas de oro, plata, acero, entre otros materiales, también inundan el taller. Con paciencia y cuidado, Rivas da forma a las piezas que confecciona desde hace cuatro años, para su marca Joyitas a mano.

La artesana aprendió y se capacitó en el diseño de joyas hace siete años, cuando su última jefa le enseñó a elaborar pulseras. También aprendió del oficio en Perú.

En sus inicios, Rivas confeccionaba joyas para sus amigas y conocidas. Al ver la respuesta y la aceptación que tenían sus creaciones decidió emprender su negocio y renunció a su trabajo. "Quería hacer algo por mí y por mis hijos", confiesa. Ella invirtió alrededor de USD 700, con los que compró piedras como ámbar, cuarzo, coral, swarovski, plata, dijes entre otros. La materia prima que utiliza proviene de Perú y Estados Unidos.

El éxito del negocio -según Rivas- radica en que sus joyas son modelos únicos. "Cuando creo una prenda, solo hago un modelo de collar, esto atrae el interés de mis clientes".

Sus principales compradores son del exterior. Semanalmente recibe pedidos de Chile, Estados Unidos, España e Italia. "Algunos familiares radicados en España me hacían pedidos que luego compartían en Facebook. De este manera, más personas de allá empezaron a interesarse por mis joyas", cuenta.

Una de ellas es Yoleidys García, quien desde Estados Unidos le hace pedidos. Ella se contactó con Rivas a través de Facebook. La exclusividad de sus creaciones es lo que le llamó la atención a Mery Arboleda. Ella compra joyas a Rivas desde hace tres meses. "Puedo decir que mis joyas no las tiene nadie más", expresa. Arboleda agrega que le gusta el acabado y la elegancia que transmiten.

En promedio, este negocio factura alrededor de USD 800. 'Joyita', como le dicen sus amigos e incluso sus hijos, cree que lo más difícil de emprender en este tipo de negocio es la competencia que existe. Pese a ello -agrega- la calidad es su principal carta de presentación.

Joyitas a mano participó en la feria de artesanos Montañita 2013, que se dio en el marco del Mundial de Surf, en abril. En esa feria pudo ampliar sus contactos con clientes en el exterior. También expuso sus creaciones en la última edición del evento de moda Ecuador Fashion Week 2013. Una de las aspiraciones de Rivas es poder enseñar a las madres de niños con cáncer la confección de joyas. Para ello ha conversado con entidades gubernamentales para hacerlo.


El negocio, en detalle
Producción. Al día confecciona entre 10 y 15 joyas. Tarda desde 45 minutos a cuatro horas en elaborar un accesorio.

El diseño. Antes de confeccionar una joya, traza un boceto; luego, selecciona los colores y los materiales que usará.


LA CIFRA:
USD 800 factura mensualmente este negocio, en promedio.