placeholder
En el laboratorio Lenor  se prueba distintos juguetes. Foto : Galo Paguay / ÚN

En el laboratorio Lenor se prueba distintos juguetes. Foto : Galo Paguay / ÚN

Un laboratorio para verificar juguetes

9 de febrero de 2017 11:20

La seguridad para los niños es el objetivo de Lenor. La firma argentina que cuenta con una filial en Ecuador, es un laboratorio que verifica y certifica que cada componente de juguetes plásticos, peluches y hasta bicicletas infantiles no sean nocivos para la salud de los niños.

La empresa especializada en certificación de productos abrió sus puertas en Ecuador hace tres años. Pero el laboratorio para examinar juguetes se implementó desde inicios del 2016 explica Mauricio Canchigña, gerente general de Lenor en el país.

Para instalar el laboratorio de ensayo de juguetes ubicado en el sector de Bellavista, en el norte de Quito, se invirtieron USD 160 000.

Con el capital se compraron equipos de inflamabilidad de juguetes, que sirven para ver si las piezas pequeñas se dilatan o no: “así observamos que el nivel de peligro de las piezas en los niños”, detalla Canchigña.

También se invirtió en máquinas que miden el nivel de seguridad en los baúles para guardar juguetes; o medidores de frenos de bicicletas y carros eléctricos.

César Díaz, director del Servicio Ecuatoriano de Normalización (Inen), indica que Lenor es el primer laboratorio que cumple con los ensayos en el reglamento 89 expedido por la entidad.

La normativa vigente desde agosto del 2014, establece los procesos técnicos para verificar la seguridad en los juguetes; con la finalidad de prevenir los riesgos para la salud, especialmente en los niños.

Díaz explica que tanto los juguetes importados como los de producción nacional, deben cumplir con las pruebas de ensayo.

Si la Subsecretaría de Calidad, del Ministerio de Industrias y Producción (Mipro) solicita que el Inen ejecute inspecciones a fábricas de juguetes; la entidad realiza la verificación.

Por ejemplo, antes de la temporada navideña se realiza controles en estas industrias para constatar que los productos dirigidos al segmento infantil cuenten con todos los estándares de calidad y seguridad, indica el funcionario.

Pero Lenor en Ecuador también cuenta con otras dos líneas de negocio: tiene un laboratorio de certificación y otro de inspección de aparatos electrónicos. Aunque esta área se encuentre en Argentina, Mauricio Canchigña, detalla que cada mes envían las muestras de cocinas, hornos, refrigeradoras a ese país para los ensayos.

Jorge León, jefe de Certificación de Mabe, cuenta que trabaja con Lenor para verificar que sus cocinas y parrillas de inducción cuenten con los estándares que solicita el Inen.

En el laboratorio, ubicado en Argentina, se realizan evaluaciones a los aparatos, con el fin de garantizar que estos cumplan con los lineamientos de seguridad eléctrica, ahorro de energía, y otros.

Debido a estos dos segmentos, la firma en Ecuador facturó USD 450 000 el año pasado. Y tienen un total de 35 clientes locales y extranjeros.