La familia Izurieta Tapia posiciona su empresa Mira Lago, con el complejo turístico. Este año lograron levantar un nuevo local, en donde instalarán un restaurante y un salón de convenciones. Foto: Fotos: José Mafla / LÍDERES.

La familia Izurieta Tapia posiciona su empresa Mira Lago, con el complejo turístico. Este año lograron levantar un nuevo local, en donde instalarán un restaurante y un salón de convenciones. Foto: Fotos: José Mafla / LÍDERES.

José Luis Rosales (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 12
No 0

El lago San Pablo y el Imbabura son sus mejores aliados

26 de July de 2015 12:52

La imagen del lago San Pablo y del volcán Imbabura son un valor agregado que ofrece Mira Lago, en el ingreso sur de Otavalo.

El paisaje se mira nítido por los ventanales de la cafetería, ubicada junto a la vía Panamericana, que enlaza a Pichincha con Imbabura, a 3 km del límite de El Cajas.

Todo empezó hace tres décadas. Pedro Izurieta se ‘enamoró’ de este rincón de Imbabura, durante los constantes viajes hacia Carchi. Ahí, este ingeniero civil oriundo de Riobamba desarrollaba varios contratos de construcción.Más de una vez comentó a su esposa, Cristina Tapia, de la geografía ideal para instalar un establecimiento enfocado en el turismo.

La propuesta tuvo eco. Compraron un terreno de 11 000 m2, en la comunidad Mariscal Sucre, parroquia González Suárez.

Antes de levantar la flamante infraestructura, de ladrillo visto y amplios ventanales, con un área de 1 082 m2 de construcción, tuvieron que aplanar una loma.

Lo primero que edificaron fueron dos cabañas, de 200 m2. Ahí instalaron, hace 15 años, una cafetería y una tienda de artesanías.Con ello, empezaron a enganchar a los visitantes, nacionales y extranjeros, que iban rumbo a Otavalo. Así recuerda Cristina Tapia.

Con los años fue creciendo el número de clientes. Ahora les visitan un promedio de 1 000 turistas cada sábado. El sitio es una parada casi obligatoria para los operadores de turismo.
“A los turistas siempre le sugerimos la foto con el lago y el volcán”, indica Giovanny Proaño, guía de Adventure Life. También -dice- les agrada la artesanías y el menú.

Ese flujo obligó a ampliar los servicios y las nuevas instalaciones, abiertas desde el 3 de junio.

El edificio, de cinco niveles, se levantó en un año, a un costo de USD 350 000. El 30% se cubrió con ahorros familiares y el resto con un crédito de la CFN.

Pedro Izurieta Tapia, jefe del proyecto, explica que en el estilo arquitectónico fusionaron un diseño rústico y contemporáneo.

Uno de los inconvenientes que enfrentó este emprendimiento familiar fue la espera de cuatro meses hasta que se defina el diseño de ampliación de la carretera.

La pareja de industriales repartió, hace 12 años, el negocio a sus cinco hijos. Hace tres meses, ellos constituyeron Mira Lago Izta Services Compañía Limitada.

La compañía contempla ahora tres ejes en el negocio: cafetería, artesanías y restaurante. “La idea es que la gente se quede”, explica Katalina López, administradora.

Para ello, entre los atractivos está el menú del local. Los desayunos llevan nombres como: Mira Lago, Taita Imbabura y Quinde. El costo oscila entre USD 4 y 5.

El primero lleva una tortilla de huevos revueltos con jamón, un sánduche de queso y jamón, empanada o torta de la casa. Se acompaña de café, bizcochos, queso de hoja y manjar de leche.

En el área de artesanías, en cambio, se ofrece chales, bufandas, sombreros, cerámicas, souvenirs. Hay un centenar de proveedores.

Los beneficios del flamante proyecto se empiezan a sentir. En el primer mes facturó USD 7 000. López explica que eso supera los USD 1 700, en promedio, que ingresaban antes de la ampliación.

En Mira Lago al momento se ultiman los acabados del restaurante y de la sala de convenciones, que abrirán en tres meses más.

Ricardo Andrade, director de Turismo del Municipio de Otavalo, señala que el sitio aporta al mejoramiento de servicios turísticos.

Insignia

‘El paisaje es nuestra mayor fortaleza’

Grace Izurieta.Gerenta General de Mira Lago. Foto: José Mafla/ LÍDERES.

Grace Izurieta. Gerenta General de Mira Lago. Foto: José Mafla/ LÍDERES.

Estudié hotelería en Ecuador y realicé una maestría en Negocios Internacionales y Liderazgo en University of Ulster, en Inglaterra. Con la ventaja de la ubicación de Mira Lago, plasmamos algunas ideas mías, de mi familia y lo que hemos visto en otros países, en el diseño para la ampliación de esta atracción turística de Imbabura.

El paisaje que tenemos es único. Buscamos aprovechar al máximo este espectáculo natural.
Me encargo de la administración del establecimiento. Las áreas de cafetería, tienda de artesanías, restaurante y el salón de convenciones los manejamos individualmente.

En la última sección, una de las estrategias que vamos a desarrollar es visitar empresas para vender paquetes que incluyan el servicio para reuniones empresariales, conferencias, convenciones. También ofreceremos nuestra línea de alimentos y bebidas y logística. Esa experiencia la conocí en Australia y la voy implementar en esta firma. También busco aplicar mis conocimientos.