placeholder
Astinave construyó  las embarcaciones Doncella, Rodaballo y Cornuda, que serán enviadas a Panamá. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Astinave construyó las embarcaciones Doncella, Rodaballo y Cornuda, que serán enviadas a Panamá. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Lanchas ecuatorianas en el Canal de Panamá

16 de mayo de 2017 12:54

Cien trabajadores realizan las últimas operaciones técnicas en las embarcaciones Don­cella, Rodaballo y Cornuda. Son los nombres de los peces característicos que habitan las aguas de Panamá, país en donde empezarán a funcionar en poco tiempo.

Las tres naves fueron construidas por Astilleros Navales Ecuatorianos (Astinave), en el sur de Guayaquil, y forman parte del proyecto internacional Esparta.

Es la primera vez que Astinave cuenta con un cliente extranjero, que en este caso es la Autoridad del Canal de Panamá.

Las embarcaciones están casi listas para su partida, programada para estos días, posiblemente entre el lunes 15 y martes 16 de mayo. “Dependerá de las condiciones climáticas: marea y viento, y de cuestiones técnicas del embarque que llevan dos o tres días, ya que las lanchas se trasladarán sobre una barcaza”, explica el gerente general de Astinave, Camilo Delgado Montenegro.

El recorrido hasta Panamá durará entre cinco y seis días.

Astinave, empresa pública, participó el año pasado en una licitación internacional convocada por la Autoridad del Canal de Panamá.

En este proceso de contratación, Ecuador participó con otros grandes astilleros de países como China, Estados Unidos, México, Nueva Zelanda y Holanda. Entre todos ellos, la empresa ecuatoriana resultó ganadora.

“Como ecuatorianos, es un or­gullo que Astinave hoy esté compitiendo con los mejores astilleros del mundo”, comenta el gerente de la empresa estatal.

Según Delgado, Guayaquil ha sido históricamente una ciudad astillero y vuelve a exportar embarcaciones desde la época de la Colonia. “Usamos mano de obra nacional, ingeniería propia y traeremos divisas al país”.

La obra comenzó en octubre del año pasado. Los cien trabajadores empleados para este proyecto se dividieron en tres turnos durante las 24 horas del día.
Las lanchas cumplirán funciones de transporte para personal desde el océano Pacífico al Atlántico y viceversa.

En los 42 años de Astinave como empresa, ha fabricado 130 buques entre gabarras, remolcadores, plataformas y yates de turismo. En los últimos siete años ha construido 30 embarcaciones.