Leonardo Gómez Redacción Quito / LÍDERES [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 21
No 0

LaVerde: En el chocho afianzó su estrategia para crecer

Mario Laverde es un agrónomo que hace 15 años se dio cuenta que el chocho era uno de los granos más maltratados en el país por su deficiente manejo higiénico, y esto a pesar de ser un producto con un alto contenido nutricional.

En 1998 creó la empacadora Pepront, con su marca LaVerde, en donde le dieron un valor agregado al chocho. La inversión inicial fue de USD 10 000 que se utilizaron para comprar 100 quintales de chochos y adecuar un galpón en un terreno en Puembo, propiedad de Laverde y de su esposa Fernanda.

Superchochos fue el primer producto de esta firma y se ofertaba en tarrinas de 350 gramos, con y sin sal. Laverde recuerda que su producto no tuvo buena acogida al inicio. “Los consumidores se habían acostumbrado a un chocho con mal sabor, mal olor, a un chocho flácido con cáscara a punto de reventarse... tuvimos que romper con esa barrera”.

A pesar de ello, los Superchochos ganaron terreno. Su primer cliente fue Supermaxi, en donde cada semana le solicitaban una entrega de 24 tarrinas. Con seis meses en el mercado los pedidos subieron a seis entregas por semana.

La calidad de sus productos fue reconocida por lo que comenzó a distribuirlos en otras cadenas como Santa María, Magda Espinosa, Tía y el Comisariato el Ejército. En el 2003, la firma decidió diversificar su línea de producción con Chulpichocho y Chiflechocho, en envases dobles de 105 y 180 gramos. En la innovación se invirtieron USD 7 000 y se enfocó en el mercado de los niños.

“La idea que tenía era que los niños pudieran comer en el recreo chochos con chulpi y tostado, en un envase similar al del yogur con cereal. Entonces mandamos a fabricar envases iguales”, dice.

Cada 15 días, esta firma compra unos 250 000 envases plásticos a la empresa Printopac. Así lo asegura Daniela Rueda del Departamento de Ventas. “Trabajamos con ellos desde hace más de cinco años. Son muy buenos clientes”.

En el 2005, Laverde puso en marcha el proyecto de las cevichocherías ‘Chochomanía’ y se abrieron una decena de locales en Tumbaco, Pifo, Machachi, Latacunga... en donde se ofertan chochos con palmito, tostado, en ceviche, o en ensalada listos para el consumidor.

En el 2008 analizaron mudar su planta desde Puembo y dos años después se instalaron en el cantón Mejía.

Mientas esto sucedía, en el 2009, LaVerde desarrolló dos nuevos productos y requirió una inversión de USD 10 000. Se trata de las tarrinas de 200 gramos de Maíz Tostado y Maíz Chulpi. Con cinco productos en el mercado, la facturación anual de LaVerde creció.

El chef Édgar León, dueño del restaurante Estragón y corresponsal para la BBC de Londres en temas gastronómicos de América Latina, es también uno de sus clientes desde hace siete años.

León compra unos 120 kg de Superchochos a la semana. “He preparado todo tipo de platos con los chochos de LaVerde. Los he hecho en México, Dubái, Perú... siempre han sido un éxito”.

La empresa

El chocho.  Entre julio y noviembre, LaVerde compra un 80% del grano a microproductores de Guamote, Palmira, Machachi... y el otro 20% importa.

La nómina.   La firma nació con tres personas, incluidos los dueños. Actualmente, suman 40 colaboradores.