En esta fotografía aparece en ThoughtWorks India donde funciona ThoughtWorks University. Jarrín aparece acompañada de  los capacitadores que tiene  la empresa en la India. Fotos: Pavel Calahorrano / LÍDERES y archivo de Leslie Jarrín

Leslie Jarrín estudió Ingeniería de Sistemas en la Universidad Católica de Quito. Fanática de las matemáticas y la física.
Fotos: Pavel Calahorrano / LÍDERES

Pedro Maldonado o.  (I)
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 1

Leslie Jarrín: Software y negocios son los dos códigos de su carrera

19 de julio de 2015 15:10

Leslie Jarrín es esta quiteña es la directora de ThoughtWorks en Ecuador. Tiene una brillante carrera de 20 años en el mundo de la tecnología y el emprendimiento.

Participar en una reunión de trabajo mediante videoconferencia, vestir a tres niños pequeños y prepararles el desayuno, todo al mismo tiempo, es parte de la rutina de Leslie Jarrín. Esta ecuatoriana que se declara amante de la tecnología y esposa de un ‘geek’ tiene una carrera de 20 años en el mundo del software, específicamente en el software libre y la programación.

También es una emprendedora que en la última década creó tres empresas. Soporte Libre, nDeveloper y Slongcorp son iniciativas que surgieron con el empuje de Jarrín y que hoy emplean a cerca de 60 personas. En su hoja de vida también consta su participación en los orígenes de Machángara Soft, un parque tecnológico con base en Quito, de donde han surgido decenas de emprendimientos tecnológicos.

Desde hace dos años es la directora en Ecuador de ThoughtWorks, “una empresa de software y una comunidad de individuos apasionados por lo que hacen”, según se lee en las paredes de la oficina que Jarrín dirige en el norte de Quito. “Revolucionar el diseño, la creación y la entrega de software”, es la misión de esta organización horizontal que tiene operaciones en EE.UU., Inglaterra, Alemania, Brasil, Ecuador, Uganda, Sudáfrica, Singapur, China, India, Australia...

Jarrín la define como una empresa moderna en la que la diversidad es un activo muy valorado. “La esencia de este trabajo son las personas y aquí se apoya a la diversidad en todo sentido”.
Esta ejecutiva, madre y esposa tuvo su primer contacto con los sistemas informáticos a los 12 años. Su mamá la inscribió en un curso vacacional de programación en Basic. “No fue muy pensado, simplemente estuve en el curso un mes y terminé elaborando una base de datos con los teléfonos de mis tíos”, detalla con una honesta sonrisa en su rostro.

En quinto curso de colegio tenía una tarea particular: ayudaba a su profesor de informática a formatear disquetes. Y para escoger su carrera universitaria siguió el consejo de un primo: “con los sistemas se aprende de todo, de contabilidad, de ventas, de retail...”.

Jarrín estudió Ingeniería de Sistemas en la Universidad Católica de Quito. Fanática de las matemáticas y la física, no tuvo problemas para entender programación. Alfredo Calderón y Rafael Melgarejo, dos de sus exprofesores, la recuerdan como una alumna excelente, con muchos deseos de aprender y que tenía el don del liderazgo entre sus compañeros. “Ahora compartimos los mismos intereses por el software libre”, señala Calderón.

Al hablar sobre su trayectoria profesional, Jarrín enfatiza en que siempre ha trabajado y peleado para que no exista diferencia de género en el mundo tecnológico. Ella asegura que aún existen muchos mitos y trabas sobre el papel de las mujeres en el mundo laboral y está convencida de que su posición en este tema la ayudó a ser seleccionada como Managing Director de ThoughtWorks en Ecuador. En las oficinas de la empresa trabajan en la actualidad cerca de 50 personas. El 40% son mujeres y el 60%, hombres.

Michelle Arévalo-Carpenter, del laboratorio de emprendimiento Impacto Quito, la conoció hace dos años, en la presentación de ThoughtWorks . “Al escucharla, me di cuenta que estaba ante una mujer que se gana el respeto de los demás, por sus conocimientos y por su humildad”.
Según Arévalo-Carpenter, Jarrín es muy generosa al compartir su tiempo para trabajar y asesorar a los emprendedores de Impacto Quito. “Siempre está cuando se la necesita. Sabe levantar los ánimos y muestra cómo salir adelante. Es una mujer con curiosidad, liderazgo y de mente abierta”.

Para Jarrín compartir el conocimiento es parte del día a día. En sus tiempos libres en la noche, luego de leer de todo, le gusta recordar lo que ocurrió en sus jornadas de trabajo y escribir al respecto. Estos días se alista para ser, el 24 de julio, una de las conferencistas del TedxPeñas, en Guayaquil.

Una de las responsables de este encuentro, en el que se comparten conocimientos en distintos campos, es Mariuxi Villacrés. Ella la conoció a inicios de este año y recuerda que Jarrín tiene un mensaje y una trayectoria de mucho valor. “Ella siempre destaca la importancia de la disciplina y el autocontrol en los nuevos espacios de trabajo que se caracterizan por la creatividad y la flexibilidad”.

Ese carácter disciplinado es la cualidad que destaca Rafael Bonifaz, presidente de la Asociación de Software Libre del Ecuador. “Las principales fortalezas de Leslie son su profesionalismo, tener objetivos claros, y el entendimiento del software libre y su forma de hacer negocio”.