placeholder
La empresaria Leslie Jarrín armó un pequeña biblioteca en su oficina. Foto: Patricio Terán/LÍDERES

La empresaria Leslie Jarrín armó un pequeña biblioteca en su oficina. Foto: Patricio Terán/LÍDERES

Libros escritos por mujeres son sus preferidos

13 de septiembre de 2017 15:53

En menos de un año el libro ha pasado por las manos de ocho empleados de Thought Works Andes. La primera en leerlo fue Leslie Jarrín, la directora ejecutiva de la empresa. ‘Cómo ser mujer’, de la británica Caitlin Moran llegó a sus manos por casualidad. Un día entró a una librería local y se encontró de frente con el libro. Leyó la reseña de la contraportada, se enganchó con la temática y lo devoró de un solo tirón.

Desde hace algún tiempo, a esta empresaria le interesan los libros que hablan sobre la condición femenina o los que son escritos por mujeres. A la lectura del libro de Moran se han sumado ‘El libro de mi destino’ de la iraní Parinoush Saniee, ‘Memorias de Adriano’, de la belga Marguerite Yourcenar, o ‘Se que vienen a matarme’, de la ecuatoriana Alicia Yánez Cossío.

El libro de Moran la atrapó porque su discurso sobre el feminismo no es “de autodefensa sino de orgullo”, argumenta. Agrega que el libro tiene algunas cosas que la incomodan, pero cree necesario que se hable de ciertos temas como las actitudes machistas que tienen hombres y mujeres.

Para ella la literatura es una puerta de escape a su cotidianidad, un mundo dedicado a la tecnología y los negocios. Su gusto por los libros despertó cuando estaba en la universidad, con el realismo mágico. Leía los libros de Gabriel García Márquez que le prestaba su compañera de cuarto. “Para una persona que se dedicaba día y noche a la ingeniería en sistemas leer libros como ‘Cien años de soledad’ era liberador”.

Cuenta que ha desarrollado la capacidad de leer dos libros a la vez, por lo general una novela y otro relacionado al mundo de los negocios o a la cultura organizacional. En estos días mientras lee ‘The open organization’, sobre cómo crear empresas exitosas en el entorno tecnológico, también se enganchó con la lectura de ‘Leonora’, de Elena Poniatowska. “Mis lecturas -dice- dependen de mi estado de ánimo”.

Los tiempos que esta empresaria tiene para leer se han tenido que adecuar a su condición de directora de Thought Works Andes, de hija, de esposa y de madre de tres niños. Esta empresaria cuenta que prefiere leer por las noches cuando todo está en calma y que aprovecha los viajes del trabajo para leer en aviones y hoteles.

El exceso de información, sobre todo, el que existe en redes sociales, últimamente, ha jugado en contra de Jarrín. Confiesa que es una lectora recurrente de blogs y de pequeños textos que al final del día -dice- se podrían condensar en un nuevas publicaciones.

Cuando era niña veía como su abuelo devoraba libros. Ahora, que la lectura es parte de sus hábitos de vida, sabe que un buen libro puede cambiarle la vida a una persona, o al menos darle pistas para recorrer nuevos caminos.

En la oficina de Thought Works Andes el libro de Moran ya ha alcanzado la categoría de ‘best- seller’. Según Jarrín varios de sus colaboradores están a la espera de leerlo, para comprobar la irreverencia de la narradora.