placeholder
Fibroacero tiene 340 obreros, de los cuales el 70% es joven y está en edad reproductiva. Foto: Xavier Caivinagua / LÍDERES

Otra licencia por paternidad preocupa a los industriales

Uno de los planteamientos del proyecto de Código de Trabajo es que el padre de familia goce de un período de dos horas al día, para cuidar a los bebés durante seis meses. En España se aplica un beneficio similar de una hora al día y durante tres meses.

Según Galo Cárdenas, director de Coloaustro Abogados, firma que asesora a empresas, la disposición es exagerada y no se compadece con la realidad ecuatoriana, porque en España -por ejemplo- el promedio de hijos por pareja es menor y los padres tienen descendencia a una mayor edad que en Ecuador. Es decir, señala Cárdenas, la incidencia laboral es menor porque ese permiso repercutiría en la productividad como ya ocurre hoy con los permisos de maternidad, que se conceden a las madres y padres. Estos últimos tienen 10 días de licencia en el caso de un parto normal y 15 por cesárea. Si hay complicaciones el tiempo se amplía.

Según el gerente de Talento Humano de Fibroacero, Miguel Calle, para tomar esta decisión se debería analizar la realidad de cada empresa o sector. Por ejemplo, las industrias manufactureras que requieren obreros jóvenes serán más afectadas. En el caso de esta firma, tiene 340 obreros, de los cuales el 70% es joven y está en una edad más productiva y reproductiva. Solo este año ha tenido 20 personas con permiso de paternidad.

Calle dice que si a eso se suman dos horas de lactancia, la productividad bajará, aunque no tiene una cifra, "en un porcentaje importante". Eso significaría un alza en los costos de producción, porque si no hay reemplazo se alargará el proceso productivo o extenderá la jornada de los compañeros con el pago de horas suplementarias con recargos.

De acuerdo con el Gerente de Talento Humano de Fibroacero, es muy complicado cubrir este espacio con otra contratación, porque hay puestos sensibles y porque a las personas les interesa un trabajo a tiempo completo o media jornada, pero no por dos horas.

Sobre este tema, la consejera familiar, Marcela Moscoso, está de acuerdo con la medida, porque asegura que se trata de un opción que beneficia a los recién nacidos y a los padres. No obstante, está consciente que puede haber un mal uso del tiempo y que afectará a las empresas.