placeholder
Los socios de Kasa Limpia son un equipo multidisciplinario que ofrece desde limpieza de oficinas hasta cerrajería. Foto: Patricio Espinoza / LÍDERES

Los socios de Kasa Limpia son un equipo multidisciplinario que ofrece desde limpieza de oficinas hasta cerrajería. Foto: Patricio Espinoza / LÍDERES

La limpieza los reunió en un solo negocio

23 de mayo de 2016 08:05

‘Olvídate de las tareas del hogar. Kasa Limpia te ofrece soluciones integrales a la puerta”.
Bajo ese eslogan, 21 emprendedores (17 mujeres y 4 hombres) formaron en Ibarra, la capital de Imbabura, una microempresa que atiende las necesidades de las casas y oficinas.

Equipadas con escobas, aromatizantes y trapeadores, entre otros implementos de limpieza, los integrante de Kasa Limpia dejan ‘brillando’ los inmuebles.

Todo inició hace tres meses. Hilda Herrera, concejala del Municipio de Ibarra, recuerda que crearon el proyecto laboral, como una alternativa ante la falta de empleo.

“Cada semana llegaba a mi oficina gente solicitando trabajo. No sabíamos qué hacer. Pero, barajando ideas surgió la propuesta”.

Poniendo las cartas sobre la mesa se dieron cuenta que eran 70 personas, que tenían experiencia en diferentes actividades: limpieza, electricidad, plomería, construcción, lavado de autos...

“Descubrimos que esas tareas eran nuestro potencial”, explica Jenny Gaibor, presidenta de la asociación Kasa Limpia. La propuesta es una actividad puntual por horas. Más aún en este tiempo en que muchas familias dejaron de contratar los servicios de las empleadas domésticas, ante la crisis, explica la dirigente.

Como una estrategia para realizar un trabajo organizado y profesional, se capacitaron con el apoyo del Municipio de Ibarra. En el Centro Económico de Desarrollo, recibieron talleres sobre fortalecimiento organizativo, emprendimiento y administración de microempresas.

La formación estuvo a cargo de la Fundación Ninacay. Finalmente, tras dos meses la mano de obra estaba lista. 21 personas aprobaron el curso de capacitación.

Dalia Salas, quien llegó hace 23 años de Esmeraldas a Ibarra, es una de las socias del proyecto laboral. Tiene muchas expectativas.

Espera el apoyo de la ciudadanía para llevar un pan a su casa. Ella es madre soltera y tiene tres hijos. Antes, comenta, laboraba como vendedora ambulante. Sin embargo, esa labor era poco segura y los ingresos inestables.

El perfil de sus compañeros es parecidos. Provienen de familias de escasos recurso económicos. Pero con muchas ganas de trabajar. Ese es el caso de Eduardo Tana, de 65 años, carpintero que repara pisos y muebles de madera a domicilio.

La lista de actividades que oferta Kasa Limpia es amplia: limpieza de casas y oficinas. El costo fluctúa entre USD 5 y 25 dependiendo de la extensión y el requerimiento.

También, lavado de automóviles (USD 5). Labores de plomería, electricidad, cerrajería...

El lavado y planchado a mano de una docena de ropa vale USD 4. El dinero entra en un fondo común y se entrega en partes iguales entre los socios. Los contactos se realizan vía telefónica a los números: (06) 2658 112 o 097 953 2 559.