Redacciones Quito y Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 31
No 3

Para llegar al mercado europeo la clave es la calidad

Las relaciones comerciales entre Ecuador y Europa, específicamente las exportaciones hacia los países miembros de Unión Europea, han venido de menos a más en los últimos 20 años. Estas se fundamentan en el Acuerdo Marco de Cooperación de 1993 y en la Declaración de Roma de 1996.

Los envíos se caracterizaron, en principio, por productos como banano, cacao, camarón y atún ecuatorianos. Luego, la oferta se diversificó y tomó más fuerza en la primera década de este siglo.

Hoy en día, Ecuador exporta chocolate, sombreros de paja toquilla, confites, frutas procesadas, productos químicos, brócoli, café, té... Los principales mercados del bloque están en países como Italia, España, Alemania, Francia, Reino Unido, Holanda… Daniel Legarda, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, explica que hoy en día la Unión Europea (UE) constituye el principal mercado para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). Del total de las exportaciones no petroleras de mipymes la UE se lleva el 34%. "Esta cifra deja ver el valor de ese mercado con el que Ecuador negocia un acuerdo comercial", añade Legarda.

Una de las dificultades para las empresas ecuatorianas es la logística. Legarda señala que el 90% de los envíos a Europa se hace vía marítima y atraviesa el canal de Panamá. El 10% restante se exporta por vía aérea. "Esto es algo que juega en contra a la hora de competir con países como Colombia, por ejemplo, que tiene puertos en el Atlántico".

El representante de Fedexpor y exportadores consultados coinciden que el punto crucial para llegar a Europa es la calidad del producto. Chocolates Pacari, por ejemplo, llega a 15 países de la UE con sus barras de chocolate orgánico. Santiago Peralta, representante de esta empresa, sostiene que la calidad es vital. "Europa es el mercado más difícil, existe muchísima competencia. Además, las negociaciones son lentas y la gente con la que se negocia quiere seriedad. Una negociación puede demorar 3 o 4 años".

Fundamyf es otra compañía que compite en el mercado de la UE, específicamente en Francia, con quinua. María Eugenia Lima, su titular, explica que lo más importante es construir confianza con el consumidor y la cadena de comercialización. "Eso se logra con encuentros, asistiendo a ferias, presentando productos innovadores... Otro paso es la visita que los clientes hacen a la planta de producción, para identificar si se cumplen o no las normas de calidad que ellos exigen".

Lima agrega que a Fundamyf le tomó entre 3 y 4 años ingresar al mercado francés. "Son procesos similares para todas las empresas que intentan llegar a la UE. El comprador evalúa al máximo".

Europa es un mercado muy exigente en temas de calidad e inocuidad. En esto, las certificaciones que tienen las empresas juegan un papel decisivo. Los sellos de calidad ya no son un 'plus', sino un requerimiento básico, asegura Legarda. "Las certificaciones orgánicas, de comercio justo, de sostenibilidad con el ambiente… marcan el camino".


Las estrategias

Inversión, ferias y cumplir exigencias

Empresas ecuatorianas explican cómo llegaron y cómo se mantienen en los países de la Unión Europea.

[[OBJECT]]

El mercado de la Unión Europea (UE) tiene un alto nivel de exigencia. Una serie de requisitos son necesarios para ingresar los productos ecuatorianos. Además, los clientes demandan más de las marcas y las empresas.

Uno de los principales requerimientos para que un producto de cualquier parte del mundo llegue a la UE es la calidad. Además, todos los productos que ingresan cumplen con los requisitos del bloque para proteger la salud humana y animal, el medioambiente y los derechos de los consumidores.

Según el portal web http://exporthelp.europa.eu, los requisitos principales se clasifican en: sanitarios y fitosanitarios, medioambientales, técnicos, normas de comercialización y restricciones a la importación.

Empresas ecuatorianas lo saben bien y han logrado que sus productos lleguen y se consuman en este mercado. Camarones, atún, flores, banano, sombreros de paja toquilla, jugos de frutas, café, chocolate, cacao… del Ecuador son demandados por los consumidores europeos. Para ello, las firmas productoras locales han tenido que realizar inversiones y cumplir con los requerimientos. Otras han logrado ingresar directamente gracias a sus altos estándares de calidad.

Una de ellas es la empresa guayaquileña Prymal, que elabora y comercializa sombreros de paja toquilla. Las piezas de esta firman llegan principalmente a Francia y Alemania, sobre todo en temporada de verano. Gabriela Viteri, gerenta general de la firma, dice que lograron ingresar a ese mercado porque sus productos ya cumplían con ciertos estándares. Uno de ellos son las etiquetas ecológicas con una descripción detallada del producto.

Otro caso es el del chocolate Chchukululu. Lourdes Delgado, propietaria de la marca, comenta que desde el año pasado cuentan con un distribuidor exclusivo en Holanda. A través de este comprador, su chocolate llega a otros países de la UE como Bélgica, entre otros. Para esta exportadora, la labor de acompañamiento del Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones, Pro Ecuador, ha sido fundamental.

La participación en ferias para dar a conocer su producto ha sido clave para entender cómo funciona el mercado europeo y qué cambios debe realizar de acuerdo a su paladar. Por ejemplo, ahora realiza un chocolate con 75% de cacao, exclusivo para el mercado holandés. En el resto del bloque europeo comercializa chocolate con 65% de ese ingrediente. "Antes tenía un 55%", afirma Delgado.

Uno de los aspectos más importantes para el mercado europeo son las buenas prácticas de manufactura y las certificaciones. Así lo indica José Francisco Ponce, de la empresa El Café, que exporta café soluble a Alemania, Polonia, Holanda, Reino Unido, España e Italia.

Esta firma lleva su café a países de la UE desde hace más de 20 años. Según Ponce, el principal reto está en realizar inversiones que permitan comprar maquinaria y mantener un sistema óptimo para obtener esas certificaciones.

Otro desafío se daría en caso de concretar un acuerdo comercial entre Ecuador y la UE, opina el ejecutivo. "La preocupación está en perder las preferencias arancelarias. Hasta el momento han sido del 0%, lo que nos da una ventaja sobre nuestro principal competidor, Brasil".

Otro punto de vista lo tiene Cecilio Jalil, presidente de la Asociación de la Industria Bananera del Ecuador. Él asegura que pagar aranceles es una desventaja para el banano ecuatoriano en la Unión Europea ya que quita competitividad frente al fruto de Colombia y Centroamérica. Asegura que el banano de Ecuador sigue con demanda únicamente por su alta calidad y gran sabor. "Pero tener un acuerdo con la UE nos beneficiaría enormemente".


Documentos y requisitos necesarios para exportar a la Unión Europea

El DUA. Es el documento Único Administrativo (DUA), que es el modelo de declaración de importación común para todos los países de la UE.

Contaminantes orgánicos. El objetivo de la política de la UE consiste en eliminar o minimizar el uso de estos productos, según el Convenio de Estocolmo.

Registro y Evaluación. El REACH es la normativa de la Unión Europea relativa a los productos químicos. Esta regla entró en vigor en junio del 2007. Requisito indispensable.

Alimentos. Deben cumplir normas especiales sobre determinadas categorías de productos alimenticios. Por ejemplo, aguas minerales, cacao o ultracongelados.

Sanidad animal. El país exportador debe estar incluido en una lista de países autorizados a exportar la categoría de productos relacionados a la salud animal.

Vegetales. Los vegetales y los productos vegetales que se especifican en las normas de la UE deberán ir acompañados de un certificado fitosanitario.

El café. También existen reglas específicas para el etiquetado del extracto de café, el café soluble o el café instantáneo (a excepción del café torrefacto soluble).

Detergentes. La UE tiene restricciones para productos en cuya fabricación se utilizan nonilfenoles y etoxilatos de nonilfenol. Un ejemplo son los detergentes.


El memo de la semana

¿Europa a la vista?

Concluida la primera ronda de acercamientos entre Ecuador y la Unión Europea (UE), el balance es positivo en la medida en que las dos partes intercambiaron criterios sobre los asuntos en los que pueden haber las mayores coincidencias y en aquellos en donde las diferencias persisten. El Gobierno decidió abandonar en el 2009 las negociaciones que mantenía junto a Colombia y Perú de un tratado comercial con la UE, por considerar que los resultados no iban encaminados a favorecer el desarrollo nacional.

En esta primera semana de negociaciones, los temas que entraron en discusión fueron los de acceso a mercados de bienes, servicios y establecimiento y compras públicas. Aunque hay otros que se consideran difíciles en el proceso, como el de la propiedad intelectual.

Por ahora, el objetivo gubernamental de concretar en este año un acuerdo multipartes se mantiene. Aunque, en principio, la idea era sellarlo en el primer semestre.

De todos modos, lo importante es mantener las negociaciones, con el único propósito de que lo acordado beneficie al país y se constituya en un espacio para que la oferta exportable ecuatoriana encuentre más oportunidades de crecimiento en el mercado europeo.

En el transcurso de esta semana, las autoridades de comercio exterior realizarán el balance de la primera ronda. Con base en esta evaluación, el equipo negociador definirá los siguientes pasos a seguir. El país confía y espera resultados positivos en este proceso.

La frase:  "Tenemos que asegurarnos un trato especial y diferenciado, que (la Unión Europea) nos de más de lo que les dieron a Colombia y Perú".  

Francisco Rivadeneira
Ministro de Comercio Exterior


Mire también el Boletín de Comercio Exterior