La ecuatoriana Lourdes Egüez Kessler es un soporte para la gestión de Pro Ecuador en Kansas. Hace poco estuvo reunida con autoridades de Santa Cruz, en las islas Galápagos.

La ecuatoriana Lourdes Egüez Kessler es un soporte para la gestión de Pro Ecuador en Kansas. Hace poco estuvo reunida con autoridades de Santa Cruz, en las islas Galápagos.

Redacción Quito (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

En Kansas busca más negocios y contactos de ventas

28 de febrero de 2016 15:21

El año pasado fue una de las artífices, conjuntamente con Pro Ecuador, para concretar la exportación de un primer embarque de café producido en Imbabura hacia la cadena de PT’sCoffe, en Kansas, ubicado en el centro de EE.UU.

En ese estado vive hace unos 11 años Lourdes Egüez Kessler. Esta quiteña se define como una ‘vendedora internacional’. Y eso lo demuestra en las actividades que desempeña: creó la firma South American Trade Co. Y representa a Scienco/Fast, Biomicrobics, en St. Louis Missouri, y en Shawnee Kansas. Estas compañías se dedican a tratamientos de aguas residuales y los productos los vende en Ecuador, España y Chile.

También es la representante de otras dos compañías: Kenstan, localizada en Nueva York, que manufactura cerraduras de alta seguridad, y Graver, en Nueva Jersey, que se dedica a la desalinización y purificación de agua.

Graduada en el colegio Cardenal Spellman (Quito) y con estudios de Antropología en la Pontificia Universidad Católica de Quito, el emprendimiento ha sido parte de su gestión empresarial. Uno de los negocios que levantó fue la papelería El asterisco, que funcionó durante unos 15 años en el centro comercial El Bosque. En ese local vendía productos importados de la firma Crayola de EE.UU. y tarjetería de España.

“Siempre ha sido una mujer trabajadora y le interesaron las ventas. Ahora veo que ha madurado mucho más en esa faceta profesional”. Así la describe Cecilia Missoura de Espinoza, quien la conoce desde las aulas del colegio.

Cada año, Lourdes Egüez viene al menos unas cuatro veces al Ecuador y asegura que la perseverancia es una de las fortalezas para quien se dedica al mundo de las ventas. Esa persistencia justamente se puso a prueba cuando hace un par de años (2014), comenzó con Pro Ecuador el proceso para concretar la venta del café de La Rafaela, al empresario Jeff Taylor, de la cadena PT’sCoffee.

“Fue una gestión muy interesante y al final logramos concretar ese negocio. El apoyo de Lourdes (Egüez) fue muy importante”, señala Borys Mejía. Él es representante de la oficina comercial de Pro Ecuador en Chicago. Añade que con su aporte se pueden explorar nuevos nichos de mercado, para productos muy puntuales.

En el centro de EE.UU. existen muchas oportunidades para que ingresen los productos ecuatorianos tradicionales, como café, cacao, camarón, flores, mariscos.

Hace 11 años ella viajó a Kansas con su esposo Gary Kessler, abogado de profesión. Durante un par de años colaboró con él en su oficina, pero -dice- lo suyo son las ventas. “Dos años más tarde (2007), comencé a trabajar para Sección Amarilla (un directorio de empresas publicado en español en Kansas, EE.UU.). Luego, trabajé en M & L Trucking Services (compañía de logística). En estas compañías tuve la oportunidad de conocer muchos negocios, que más tarde les interesó que les represente para vender en Ecuador, Latinoamérica y España”.

Al vender publicidad para el directorio de Sección Amarilla es donde más fortaleció su ‘networking’ y eso le permitió tener contactos empresariales claves.

En ese recorrido por el mundo de las ventas también hay caídas. Lourdes Egüez representó a una compañía fabricante de barcos en España, suscribió acuerdos con armadores en Ecuador, pero al final el negocio se cerró. “Fue un aprendizaje interesante”, dice.

Andrés Terán Parral la conoce “desde hace unos 30 años, más o menos”. Asegura que es una mujer dinámica y emprendedora, que ha logrado establecer una red de contactos importantes, para ser un nexo entre las empresas ecuatorianas y estadounidenses. “Siempre ha estado vinculada con el sector privado, con la industria y lo que tiene ahora es el resultado de toda su trayectoria”.

Ahora, ella está dedicada a realizar negocios orientados al cuidado y preservación ambiental. Justamente, en enero pasado, se reunió con autoridades de Santa Cruz (Galápagos), para comercializar productos que se encargan del tratamiento del agua marina en los barcos, con métodos que cuidan la reserva marina. Además, se reunió con representantes de curtiembres en Tungurahua, para ofrecer soluciones de tratamiento de aguas en sus industrias.

En las próximas semanas estará en Quito, para reunirse con sus familiares y amigos, y asistir al nacimiento de uno de sus nietos. Estar junto a sus hijas Carolina (ginecóloga) y Andrea (MBA en gerencia de salud), es una de sus mayores alegrías. Mientras tanto, su jornada diaria se reparte entre caminatas de tres o cuatro kilómetros, o disfrutar de la ópera y el teatro en Kansas City.