placeholder
Santiago Ayala Sarmiento Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Luis Jaramillo: ‘Preocupa la no participación privada en la ley de valores’

El proyecto de ley para el fortalecimiento y optimización del sector societario y bursátil se encuentra en la Asamblea para su debate y posterior aprobación o rechazo. El Ejecutivo envió la propuesta para reformar la actual Ley de Mercado de Valores. El documento de 80 páginas y de 159 artículos ya es materia de análisis y donde no faltan los puntos polémicos. El analista de riesgos, Luis Jaramillo, desmenuza la propuesta.

¿Es necesario reformar la Ley de Mercado de Valores actual casi íntegramente tal como se lo propone?
El mercado necesita ya de una nueva ley y hay varios aspectos que requerían incluirse y regularse. Es importante que se defina una ley con mayores controles y que fortalezca la situación, tanto del inversionista como del emisor, es decir, que existan mejores condiciones.

En los últimos años se han presentado varios proyectos. ¿Este nuevo documento es más completo, o no difiere de anteriores propuestas?
En realidad ha habido tal cantidad de proyectos de ley, que nos cansamos de revisarlos. En este proyecto, en general, se ve que sí están contemplados varios temas que necesitaban de un fortalecimiento dentro de la ley.

Un punto que ya levanta polémica es el que crea una Junta de Regulación de Mercado de Valores. En esta no hay participación privada, sino que todos sus representantes pertenecen al sector público. ¿Faltará un equilibrio para las decisiones?
Sí, en algo puede preocupar que no exista la participación del sector privado. De hecho, al pasar de un Consejo Nacional de Valores a una Junta de Regulación, hasta el nombre suena distinto. La Junta sería la que regule las políticas, los controles, el funcionamiento, quien determine tarifas, honorarios, es decir, sería un ámbito distinto. Entonces, siempre será importante que esté presente alguien del sector productivo.

¿Debiera ser el propio mercado bursátil el que se autorregule?
A escala mundial, la tendencia no es a que exista un control exigente, sino más bien que cada uno de los entes se vaya autorregulando. Sin embargo, la ley responde al alineamiento y a la política que sigue el Gobierno. Entonces, hemos visto que ya en otros sectores, por ejemplo en el financiero, existe control de tarifas, costos y operaciones. El proyecto va en la línea con lo que el Gobierno busca, con el fin de fortalecer el mercado de valores.

Otro punto que contempla la reforma es que las bolsas de valores se transformen en sociedades anónimas. ¿Qué impacto puede causar?
En efecto, las bolsas de valores (de Quito y Guayaquil) dejarían de ser corporaciones civiles y pasarían a ser sociedades anónimas. Esto es un tema positivo, porque se lograría que se abra el paquete accionarial de las bolsas. Esto ayudaría a que exista una mayor penetración, ya sea de los mismos partícipes o de nuevos partícipes dentro de las bolsas. Y, claro, hay que ver un lado adicional, como las sociedades anónimas van a tener que esforzarse más para alcanzar resultados, es decir, tendrán que ser mucho más eficientes, tanto en sus procesos operativos como en su manejo económico. Además, tendrán que tributar.

¿Esa necesidad de ser rentables llevará a las dos bolsas a competir entre sí o incluso pensar en fusionarse?
No pienso que sea una competencia, sino más bien una exigencia de optimización. Lo que se busca es que exista un solo sistema de negociación, o sea el proyecto deja abierto a que puedan nacer más bolsas de valores. Incluso habla de que pueda crearse, si es que las bolsas de valores que estén operando no cumplen su fin, la Bolsa Nacional de Valores, que sería una sociedad estatal.

Dentro de este proyecto también se le quiere dar un trato preferencial a la participación en el mercado de valores de las pymes y las empresas de la economía popular solidaria. ¿Eso cambia de alguna forma el sentido de la organización de una bolsa de valores?, ¿Qué efectos puede tener?
Este es un aspecto positivo, sin embargo, hay que recalcar que deben existir los debidos y adecuados controles para el funcionamiento de este llamado Registro Especial Bursátil, es decir, debe acompañarse una calificación de riesgo que de las pautas al inversionista de si comprar papeles de tal o cual emisor. Además, deben establecerse claramente las políticas que, se entiende, va a ser regulada por la Junta de Regulación.

Pero la mayoría de pymes y empresas de la economía popular y solidaria no tienen un desarrollo adecuado de cómo llevar sus estados financieros y todo lo que se pide para una calificación de riesgo, ¿les obligará a ser más eficientes y cuánto podría durar este proceso de transformación?
Con la adopción de las Niif, las empresas han tenido que ordenarse mucho y cambiar sus estructuras. No se puede definir cuán largo sea el proceso de adaptación, pero pienso que va a ayudar muchísimo a transparentar el funcionamiento de estas empresas. Con la creación de determinados especialistas, a través de la banca de inversión, estas empresas tendrán asesoría para poder irse afinando y entrar al mercado.

SU HOJA DE VIDA

Formación. Economista por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Máster en Administración de Empresas por Instituto Tecnológico Monterrey. Especialista en riesgos.

Cargos. Fue Gerente General de la calificadora de riesgos Pacific Credit Rating. Hoy es Gerente General de Class International Rating Calificadora.

"Las bolsas de valores pasarán a ser sociedades anónimas. por eso deberán ser más eficientes en su gestión para lograr resultados positivos".