Red. Quito y Sierra Norte
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

La luz solar enciende esta idea

Gracias a su ubicación, Ecuador goza de un gran potencial para la generación de energía solar fotovoltaica. Para que funcione una planta de energía eléctrica de este tipo se requieren de 5,2 horas de luz perpendicular promedio día por año.

Ecuador cuenta con zonas con hasta 6,3 horas según el Consejo Nacional de Electricidad (Conelec).

Este escenario fue el ideal para que emprendedores creen empresas que se enfocan en la generación de energías alternativas. Este es el caso de Valsolar, una compañía que nació a inicios del 2011, en Quito.

Hugo Pérez, actual gerente de esta pequeña empresa, se dedicaba al negocio de bienes raíces. Sin embargo, siempre estuvo en constante búsqueda de negocios que fueran rentables.

Por ello -luego de acudir a ferias de energías renovables en EE.UU. y Europa- decidió incursionar en el campo de la energía solar. Los estudios de factibilidad para la construcción de una planta fotovoltaica en el país le tomaron cerca de un año. Los resultados del análisis señalaban que Paragachi, una comunidad ubicada a 45 minutos de Ibarra (Imbabura), era el sitio indicado para la instalación de una planta fotovoltaica.

Luego de pedir permiso de generación eléctrica al Conelec, Valsolar invirtió USD 2,3 millones para la compra de terrenos, estudios, panales solares y maquinaria. El monto provino de ahorros, créditos a entidades bancarias privadas y al Banco del Instituto de Seguridad Social (Biess).

Durante un año, se instalaron en tres hectáreas 4 160 paneles (cada uno de 1,6 por 1,8 metros). Todos los materiales y máquinas se importaron de Alemania y España. Las central está conectada al Sistema Central Interconectado, administrada por la Empresa Eléctrica del Norte (Emelnorte).

Esta infraestructura está en capacidad de producir 998 kW (kilovatios) durante el día (de 07:00 a 17:00), según un letrero situado en la puerta de acceso de la planta. Sin embargo, el técnico en electrónica Armando Hurtado, encargado del mantenimiento, calcula que puede generar hasta 1 000 vatios en los días más soleados.

Pablo Acosta, administrador del contrato de Valsolar con Emelnorte, cuenta que la planta fotovoltaica representa un 10% de la energía de Imbabura, por lo que considera un "aporte importante por medio de generación alternativa".

A finales del año pasado, la firma obtuvo el permiso para instalar una segunda planta en Malchinguí que generará 995 kW; allí se invierten USD 2,5 millones y estará lista a finales de este año.

Ahora, Valsolar tiene tres divisiones comerciales: plantas y centrales; asesoramiento a fábricas e iluminación comercial; y hogar y residencial. Al cierre de este año prevé facturar USD 850 000 y el próximo año 2,5 millones.

Arturo Villavicencio, consultor en temas de energía y ambiente asegura que es cierto que algunos países en el mundo están aplicando políticas similares de aprovechamiento de la energía solar. Sin embargo, los costos en Ecuador para este tipo de generación son elevados.


Otros datos
El capital humano. En la construcción de la planta de Paragachi participaron unos 300 trabajadores.

Mantenimiento. Cada 45 días se efectúa un mantenimiento general de la planta. Pero cada día se realiza limpieza de los paneles.

Las ganancias.  Actualmente, la Empresa Eléctrica del Norte (Emelnorte) compra la energía a la planta fotovoltaica de Paragachi a USD 2 500 el megavatio.