Leonardo Gómez Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 2

Madeval exporta muebles de diseño exclusivo

Lo que comenzó como un pequeño taller para fabricar muebles de madera, hoy es Madeval, una empresa cuyo producto es apreciado en Ecuador y EE.UU., por su diseño exclusivo y por la variedad de materiales que utiliza en su fabricación.

Leonardo Donoso inició esta empresa. En 1975, su padre manejaba un proyecto habitacional llamado Villas Aurora, en el norte de Quito; ese año Leonardo Donoso heredó el proyecto. En un terreno arrendado cerca de Villas Aurora, Donoso abrió un aserradero para fabricar los muebles de cocina, las puertas, los armarios y cajones que necesitaba para las viviendas.

El taller funcionaba cerca del antiguo aeropuerto de Quito. Donoso recuerda que para la compra de maquinaria, herramientas y materia prima solicitó un préstamo de 150 000 sucres (USD 6 000 al cambio de esa época) al Banco Nacional de Fomento.

Siete personas, entre obreros y personal administrativo, trabajaban en el taller. La iniciativa que tomó el nombre de Madeval creció y en 1980 el número de trabajadores se incrementó a 20; para la década siguiente ya eran 65.

Hasta 1990 los muebles se vendían en el sector empresarial; los pedidos que recibían no se ofertaban al consumidor final y solo fabricaban muebles bajo pedido. Pero ese esquema cambió ese mismo año, cuando se inauguró la primera tienda de Madeval, en Quito, con una sala de exhibiciones; además organizaron un departamento de ventas en el que trabajan diseñadores y arquitectos.

En los 10 años siguientes el crecimiento fue sostenido. Para el 2001, Esteban, hijo del Leonardo, ingresó a la empresa y apostó por la innovación. Actualmente, esta compañía destina un promedio de USD 3 000 a 4 000 al mes para inversión en tecnología.

Uno paso trascendental en la expansión fue la creación del Departamento de Diseño y Desarrollo, que ahora maneja Tita Donoso, también hija del fundador. "Formalmente abrimos ese área en el 2003. Ya teníamos un equipo de diseñadores que a mano, con papel, regla, lápiz... diseñaba los muebles junto al cliente, pero con el Departamento de Diseño y Desarrollo pudimos reforzar ese plus de la empresa", recuerda Esteban Donoso, actual gerente de la firma.

En ese mismo departamento se contrató a desarrolladores que crearon programas de software exclusivos para Madeval. Uno de ellos es el sistema de barras con el que marcan las partes de sus muebles. "Cada módulo o mueble está formado por piezas de madera que se envían en conjunto para su instalación. Con el código de barras podemos registrar de manera electrónica si están todas las piezas", explica Marcos Serrano, jefe de Planta de la empresa.

En el 2009, esta firma registró un crecimiento del 48%, su facturación superó los USD 3,3 millones y la cantidad de empleados directos llegó a 120. Ese año también comenzaron a exportar al Perú, lo que representaba para la empresa el 5% de sus ingresos.

En el 2010 arrancó la exportación a los EE.UU. Las ventas ese año subieron a USD 5 millones. Y en el 2011 abrieron su primer local en Houston.

Los principales proveedores de esta empresa son Aglomerados Cotopaxi y Novopan; la segunda le entrega tableros decorativos con diferentes diseños y texturas. Alexander Tinta, jefe de Ventas de Novopan, destaca la puntualidad en los pagos.

Asimismo, clientes como Felipe Muller, de Diez+Muller Arquitectos y Mario Ponce, de Acoplar Ltda., destacan la calidad del producto y la capacidad de respuesta que Madeval posee cuando se presenta algún imprevisto. "Soy cliente de Madeval por casi 20 años. Siempre dan una solución ante cualquier inconveniente", asegura Ponce.

Sobre las ventas

Los locales. Madeval tiene en el país cinco locales; la fabricación se cumple en dos plantas ubicadas en Quito. Su capacidad de producción es de 800 módulos por semana.

La instalación. El costo de los modulares que se ofertan en esta empresa varía dependiendo del diseño, tamaño y materiales que elige el cliente. La empresa se encarga de instalar los muebles en la casa u oficina del cliente.