placeholder
El banco Bradesco (arriba), y el Grupo Schaeffler presentaron sus experiencias en Las Vegas. Fotos: cortesía IBM

El banco Bradesco y el Grupo Schaeffler presentaron sus experiencias en Las Vegas. Fotos: cortesía IBM

Máquinas inteligentes suben la productividad

14 de noviembre de 2016 16:40

Las máquinas inteligentes pueden disparar la productividad en prácticamente todas las áreas de una empresa: mercadeo, atención al cliente, ventas, producción, recursos humanos, desarrollo de nuevos productos, etc.

Y no solo de las empresas. También pueden mejorar el desempeño de los profesionales independientes. Por ejemplo, un médico puede usar máquinas inteligentes para obtener de manera rápida y precisa un diagnóstico y aplicar el mejor tratamiento al paciente. Un profesor, en cambio, puede dejar que una máquina inteligente responda sus ‘e-mails’, lo cual le dejará más tiempo para investigar o preparar sus clases.

En el campo empresarial hay ejemplos que se están multiplicando rápidamente. Bradesco, uno de los bancos más grandes en Brasil, empezó a utilizar sistemas cognitivos en su centro de llamadas de clientes. Para eso tuvo que ‘enseñarle’ portugués a la plataforma de inteligencia artificial desarrollada por la multinacional IBM, llamada Watson.

Bradesco recibe 30 000 llamadas por día, lo que equivale a una llamada por segundo. La idea es que Watson pueda responder cerca de 200 000 preguntas sobre los 59 productos y servicios que ofrece la entidad financiera.

Para el 2017 se prevé que Watson comience a interactuar con clientes en tiempo real, aunque en mayo pasado ya arrancó un proyecto con 500 clientes y empleados, señala la publicación Dinero.

La automotriz General Motors anunció, hace tres semanas en Las Vegas, una asociación para utilizar Watson en su sistema OnStar, lo que permitirá desplegar información personalizada en el panel central de sus vehículos. De esta forma el conductor podrá, por ejemplo, evitar el tráfico cuando tenga poco combustible o incluso pedir un café en el local que le quede camino a casa o al trabajo.

El mismo concepto ya se aplica con Olli, un bus que se mueve de forma autónoma y que está conectado a Watson para ofrecer información a los pasajeros sobre sitios turísticos, restaurantes, clima, espectáculos, etc. Hoy está a prueba en tres ciudades de EE.UU.
La inteligencia artificial también se puede aplicar en los departamentos de Talento Humano, para hacer selección de personal.

Mauricio Ferrer, representante de la empresa colombiana Intergrupo, lanzó al mercado un servicio de análisis de personalidad de los candidatos. Para eso utiliza la información que el postulante publica en redes sociales, luego se analiza su tono de voz y las palabras que usa en un texto. Esa información se ingresa al sistema Watson, que lo compara con millones de estudios de personalidad alrededor del mundo y entrega un análisis confiable de personalidad para un cargo determinado.

La oficina de Investigación y Análisis de IBM tiene varios proyectos en marcha, entre ellos uno denominado Prio, que ofrece la probabilidad de que un cliente compre un producto. La materia prima son las bases de datos con información sobre la empresa, el cliente, sus chats, etc. Esa información es sometida a una de las 40 aplicaciones que tiene Watson, de las cuales 28 están en español y algunas son gratuitas.

Empresas de la región ya están utilizando estas aplicaciones, básicamente para hacer análisis de bases datos para mejorar la atención a sus clientes. Así lo hizo la cadena de estaciones de servicio Primax, que opera en Perú y en Ecuador. El resultado fue una reducción en el tiempo que le toma al consumidor pagar en las gasolineras. Descubrieron que el 60% de los pagos se hacía con tarjeta de crédito y el 65% de los compradores tenía un ‘smartphone’. La empresa desarrolló una aplicación para pagar a través del celular, lo cual bajó el tiempo de pago de dos minutos a 55 segundos, dijo Carlos González, gerente de Primax. La experiencia del cliente mejoró”.