placeholder
Cecilia de Calderón, es la fundadora y directora creativa de Bazar Suizo. Ella se encarga de la confección y diseño de cada una de las prendas. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Cecilia de Calderón, es la fundadora y directora creativa de Bazar Suizo. Ella se encarga de la confección y diseño de cada una de las prendas. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

La marca que lleva 30 años vistiendo niños

20 de diciembre de 2016 16:42

Establecer su negocio como una marca de ropa infantil nacional, es el objetivo de Cecilia de Calderón, propietaria y directora creativa de Bazar Suizo.

El emprendimiento tiene más de 30 años vistiendo a niños y niñas aunque sus orígenes son más antiguos y se remontan hasta 1954 cuando Abdón Calderón Muñoz y su esposa Rosita Prieto fundaron el almacén de importación y venta de telas y accesorios europeos.

El almacén marchaba bien hasta la década de los 80 cuando entró en liquidación. Fue entonces cuando Cecilia de Calderón decidió hacerse cargo del negocio y darle un valor agregado a las telas empezando a diseñar y confeccionar ropa para niños.

36 años después, la emprendedora dice que fue la mejor decisión que pudo tomar por la satisfacción que le ha dado dedicarse al diseño de ropa y vestidos infantiles. Ahora quiere establecer su marca y abrir tiendas de venta en Guayaquil.

La mujer cuenta que cuando inició lo hizo con un capital de USD 2 000. “Para la época era mucho dinero”. Tenía dos máquinas de coser y poco a poco fue creciendo. Luego incursionó con un espacio en la Feria de Durán con el cual se dio a conocer el emprendimiento.

Entonces tuvo que solicitar un préstamo en el Banco Nacional del Fomento (BNF) de USD 5 000 para adquirir maquinaria y cumplir con la demanda de pedidos. Producía más de 50 prendas a la semana y tenía 21 trabajadores. Incluso logró exportar sus diseños hasta Miami (Estados Unidos) pero como la demanda local era mayor y los precios por envío resultaban elevados decidió que era más rentable vender en el país.

Sin embargo, no todo fue color de rosa. En el 2010 tuvo que cerrarlo porque nadie más quería hacerse cargo del negocio. Hasta tres años después “cuando la historia se repitió” y fue su nuera Gabriela Asan quien le dijo quería seguir con el emprendimiento.

En el 2013 lanzó de nuevo su marca y abrió dos locales. Uno ubicado en La Puntilla y una isla comercial en el Centro Comercial San Marino, en el norte de Guayaquil. Cecilia dice que sigue manteniendo el diseño y la calidad en su marca. “Pensando siempre en que los niños deben sentirse cómodos y elegantes al vestir”. Ella tiene calificación artesanal puesto que sus diseños son en su mayoría hechos a manos.

Cuando visitó España, durante seis meses, se “enamoró” del diseño de ropa artesanal para niños y esa modalidad la trajo al país. “Mis diseños son exclusivos”.

La marca se caracteriza por brindar un servicio personalizado y exclusivo a sus clientes, manteniendo aspectos importantes en la confección y acabados de prendas con materiales fabricados en un 99 % de algodón con telas en su mayoría europeas.

La marca ha vestido a más de cuatro generaciones en una misma familia. Juanita Vallejo Kleare, cuenta que los diseños de Bazar Suizo los han vestidos desde sus hijas hasta un bisnieto. “Me gusta la excelencia y todo aquí es diez sobre diez. Hay un buen gusto para poder mezclar lo clásico con los estilos modernos”.

Cecilia cuenta que una de sus mayores experiencias en el negocio es cuando llegan señoras con prendas que ella confeccionó hace 30 años para que los arregle porque las van a utilizar ahora sus hijas. En los locales se venden en su mayoría ropa formal y vestidos y trajes para celebraciones de primera comunión y bautizos.

También han incursionado en la elaboración de calzado. Ahora planea agregar otros productos como complemento para las habitaciones de los niños Y ropa más sport para el día. “Nuestro plan es crecer este año que viene con nuevas tiendas en los centros comerciales que se están abriendo en Samborondón porque aquí están familias jóvenes que tienen niños”, señala Cecilia.